Compartir
Publicidad

Mi experiencia con una bici de 29 pulgadas

Mi experiencia con una bici de 29 pulgadas
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos meses hicimos un repaso a las ventajas e inconvenientes de las ruedas de 29 pulgadas, las famosas bicicletas 29er. Al final me decidí y me hice con una de ellas. Ahora que llevo unas cuantas salidas probándola, puedo hablar con conocimiento de causa.

Casi todo lo que había leído sobre las bicis con ruedas de 29 pulgadas está acorde con mi experiencia: una bici muy rodadora y rápida pero algo más difícil de manejar cuando el terreno se pone complicado. No obstante hay matices y depende de muchas cosas. Sobre todo, que te guste esta bici va a depender de cómo seas como biker.

Lo que más me ha gustado de la 29er

Sin duda, una de las cosas que más me ha gustado es la capacidad rodadora que tiene la bicicleta con estas ruedas. Si acostumbras a salir por caminos anchos sin muchos obstáculos, tipo vía verde, notarás como la inercia de las ruedas mejora la capacidad de rodar. No es que la bici vaya sola, pero es algo que se nota y da mucho juego.

Otro punto importante es la facilidad con la que se "traga" los pequeños badenes o roderas. Al tener un mayor perímetro, se hace más fácil pasar por ellas, apenas notando este tipo de obstáculos. Al principio incluso tendía a aflojar un poco para pasar estos obstáculos pero con el paso de las salidas se gana confianza en los descensos.

Aunque menos funcional, la cuestión estética también me ha llamado la atención. Yo soy lo que se puede considerar un ciclista medio-alto (1,90 cm) y la bici con estas ruedas de 29 pulgadas y su geometría hacen que parezca grande, como dirían algunos: "un poco caballo", algo que me viene perfecto. Me he sentido bastante cómodo encima de la bici.

Algunos factores que juegan en contra de las ruedas de 29"

Si tuviera que destacar un punto en contra, al menos en mi experiencia, sería la dificultad para manejarla en senderos muy revirados y complicados. Debido al mayor perímetro y radio de la rueda se hace algo menos manejable cuando necesitamos movimientos muy precisos en senderos estrechos o al esquivar obstáculos.

En las bajadas no lo he notado tanto, pero en subidas estrechas, con mucha pendiente y donde tenía que ir esquivando piedras, más de una vez he tenido que poner pie en tierra. Tampoco es que yo sea un biker muy habilidoso, pero sí he notado que una rueda más grande conlleva un manejo un tanto más complicado si la cosa se pone fea.

En mi caso un aumento de peso por ruedas más grandes no supone mucho problema. Mi cuadro es de aluminio y no busco minimizar al máximo el peso. Sí que se nota algo el peso de más y el tener que romper la inercia como he dicho antes en las subidas, sobre todo cuando nos quedamos en punto muerto y hay que arrancar de nuevo.

¿Vale la pena comprarse una 29er?

Siempre hablando desde mi experiencia, sí vale la pena una 29er, sobre todo si haces recorridos sin mucha dificultad técnica y te gusta rodar y hacer kilómetros por la montaña. A mí me ha merecido mucho la pena por ese tipo de uso que le estoy haciendo.

Las bicis de 29" sin duda se están imponiendo en el mercado. Muchos dicen que es solo una tendencia, que no es mejor ni peor, otros opinan que han llegado para quedarse. Yo sinceramente pienso que hoy en día tenemos algo de variedad con las bicis de 26", 29" y parece que cada vez más las de 27,5", así que cada uno puede elegir dependiendo de sus características físicas, forma de conducción y rutas a realizar.

Sin dudarlo, yo aconsejaría una bici de 29" o de 27,5", después de haberlas probado ahora me notaría un poco raro con una de 26". Pero lo más importante antes de hacerse con una es probarla, porque cada biker es un mundo y tenemos sensaciones diferentes con una u otra.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio