Compartir
Publicidad

Los diferentes tipos de geles energéticos que puedes tomar en competición

Los diferentes tipos de geles energéticos que puedes tomar en competición
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nos encontramos en la recta final de cara a nuestro reto para correr nuestros primeros 21 kilómetros (que podéis seguir en Twitter e Instagram con el hashtag #retovitonica21K) y para aquellos que vayáis a correr la maratón de Madrid, una de las que cuenta con más adeptos. Al tratarse de carreras de larga distancia, seguramente muchos de vosotros utilizaréis geles energéticos para ayudaros durante la carrera, pero ¿sabéis cuáles debéis escoger?

Y es que no todos los geles son iguales: damos un repaso a las diferentes composiciones que podemos encontrar en los geles energéticos y os ayudamos a elegir los que más os convienen.

Los hidratos de carbono en los geles energéticos

geles-energeticos

Lo que es común a todos los geles energéticos, como habréis podido imaginar, es una fuente de energía, en este caso los hidratos de carbono. Aunque dentro del grupo de hidratos los podemos encontrar de distintos tipos.

Generalmente los geles energéticos nos proveen de una dosis de entre 25 y 40 gramos de hidratos de carbono por toma, cuya energía puede provenir solo de hidratos simples (glucosa, fructosa, sacarosa) o de una mezcla entre hidratos simples y complejos (maltodextrina o amilopectina).

Dependiendo de nuestras necesidades personales y del tipo de entrenamiento o competición en la que os encontremos, nos convendrá hacer uso de unos o de otros. Incluso es buena idea ir alternándolos durante la competición si se trata de un acontecimiento largo como una maratón, un triatlón, etc.

La cantidad específica de hidratos de carbono y el porcentaje de hidratos simples y complejos varía en los distintos geles que tiene cada marca, de modo que tendremos que revisar la etiqueta nutricional y los ingredientes para asegurarnos de que estamos eligiendo los correctos.

Por otro lado, no debemos olvidar que los geles necesitan consumirse junto con agua para asegurarnos una buena asimilación y para evitar problemas estomacales. Generalmente es necesario tomar 10 ml de agua por cada gramo de carbohidratos: si estamos tomando un gel con 20 gramos de CH, deberemos acompañarlo de 200 ml de agua.

Otras sustancias en los geles energéticos

geles-energeticos

Aunque sí que hay geles que solamente contienen carbohidratos, lo más normal es que estos vayan acompañados por otras sustancias que pueden ser útiles al deportista:

  • Geles con cafeína: la cafeína se utiliza para evitar la fatiga central de los deportistas. Es importantes que mantengamos unas dosis adecuadas (no más de 3 mg de cafeína por kilo de peso al día), por lo que si tomamos geles con cafeína debemos estar seguros de cuánta contienen. Tanto en competición como en entrenamientos se suele alternar con geles que no contienen cafeína.

  • Sodio: las sales minerales son otra de las sustancias que pueden contener los geles energéticos y que son importantes de reponer para los deportistas de larga distancia (hace poco hablábamos de las pastillas de sales en competición). El sodio mejora la absorción de los hidratos de carbono y además favorece la absorción de líquidos.

  • BCAA's o aminoácidos de cadena ramificada: como la cafeína, evitan la fatiga central y además reducen el daño muscular. De momento son pocos los geles que los incluyen en su composición.

En próximos posts explicaremos cuál es el momento ideal en una competición para tomar los geles energéticos.

Imágenes | iStock
En Vitónica | Tres claves para tomar los geles energéticos en una carrera y que no te sienten mal

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos