Compartir
Publicidad

¿Son realmente necesarios los geles de glucosa?

¿Son realmente necesarios los geles de glucosa?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los geles de glucosa suelen ser la herramienta que emplean muchos deportistas para reponer energías en medio de una carrera, sin embargo nos preguntamos, este tipo de recursos, ¿son realmente necesarios? ¿O podemos prescindir de ellos sin inconvenientes?

Las ventajas de consumir geles de glucosa

Si queremos dar una cuota de energía en medio de una carrera, es decir, mientras estamos en movimiento y de forma rápida, como si estaríamos inyectando energía al cuerpo, los geles son una excelente alternativa, pues cuentan con carbohidratos de fácil asimilación que en poco tiempo llegan al torrente sanguíneo.

Además, son fáciles de trasladar, no ocupan demasiado espacio y podemos llevarlos junto a nuestra indumentaria mientras corremos o montamos bicicleta.

Por otro lado, podemos dosificarlo para no ingerir toda la glucosa de golpe y muchos de ellos poseen sabores frutales que los hacen más amenos al paladar.

En entrenamientos o competiciones de alta intensidad o de mucha duración, el glucógeno almacenado en nuestro cuerpo puede no ser suficiente, por ello, para prevenir una hipoglucemia y una baja de rendimiento, los geles de glucosa son de gran ayuda.

gel2

¿Son realmente necesarios?

Es importante saber que los geles de glucosa no son imprescindibles, sino que podemos tomar glucosa de otro tipo de alimentos y/o bebidas, podemos armar una bebida casera con azúcar o miel que también se asimila fácilmente, o también, recurrir a alimentos de pequeño tamaño, dulces.

Muchos deportistas simplemente escogen una bebida energética que también posee hidratos de fácil asimilación, agua y electrolitos, y otros, prescinden de los geles y elaboran su propio recurso mezclando ingredientes como miel, panela, bebidas azucaradas, gelatinas, fructosa, sal u otros.

Sin embargo, los geles de glucosa no son necesarios siempre, sino que como hemos dicho antes, sólo son de ayuda en competiciones de alta intensidad en que la fuente principal de energía que utiliza el cuerpo es el glucógeno o en carreras de larga duración, pues después de los 90 minutos se puede haber consumido la mayor parte de las reservas de glucosa y si en breve no se reponen, podemos experimentar fatiga rápidamente.

Por otro lado, si llevamos una alimentación adecuada, realizamos una carga de hidratos previo a una competición y tenemos todas las precauciones para llegar con buenas reservas al gran desafío, los geles realmente pueden no ser necesarios.

Los geles de glucosa pueden ser de mucha utilidad si sabemos cómo emplearlos pero no son imprescindibles ni necesarios siempre.

Imagen | GoodSportPromotion y Zach Klein

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio