Compartir
Publicidad
Publicidad

Barros marinos, beneficios llegados del mar

Barros marinos, beneficios llegados del mar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el tiempo de verano la playa es algo fundamental, y en muchas de ellas podemos utilizar los barros marinos para mejorar nuestra piel. Es lo último en cuidado dermatológico, pero no es un invento reciente, pues desde siempre se han utilizado como un tratamiento de belleza.

Los barros marinos ya se usaban en la antigüedad debido a la cantidad de beneficios que tienen para nuestro cuerpo, y es que nos aportan infinidad de sales minerales básicas para nuestra salud, además de ser una muy buena terapia de relajación.

Los barros marinos están formados por infinidad de minerales presentes en el agua del mar. Podemos encontrarlos en muchas playas, pero son destacados los barros del Mar Menor y los del Mar Muerto, aunque a lo largo de la geografía de nuestro país existen muchas zonas con barros apropiados para la piel.

El uso principal de estos barros siempre ha sido para mejorar el aspecto de nuestra piel, pues tienen la cualidad de eliminar toxinas e hidratar la dermis. Además su aplicación sobre la piel es una técnica depurativa que ayuda a regular el organismo, neutraliza el PH de la piel y estimula la cicatrización de heridas. Es por esto que se le atribuyen muchas propiedades terapéuticas.

Esta cualidad terapéutica se debe a que los barros marinos tienen una serie de propiedades relajantes y antiinflamatorias. Esto es debido al alto poder de conductividad calórica que tiene esta sustancia, con el que se rebaja la hinchazón producida por una lesión. Además alivia el dolor muscular y articular. Este poder calórico también ayuda a mejorar el sistema circulatorio.

Todas sus cualidades medicinales se pueden potenciar al máximo si además acompañamos a los barros con un masaje en la zona afectada que se puede realizar con aceites esenciales que potenciarán aún más el efecto relajante del lodo, constituyendo de esta manera un remedio contra el estrés y un importante relajante físico y mental.

Antes de llevar a cabo cualquier tratamiento con barro marino es aconsejable exfoliar la piel para eliminar cualquier tipo de impureza o piel muerta que obstruya los poros de la piel. Es importante tener una piel lo más limpia posible para que nuestros poros reciban mejor las propiedades del lodo y maximizar los efectos beneficiosos de esta práctica.

En Vitonica | Beneficios de los baños marinos En Vitonica | Consejos para cuidar la piel de los deportistas En Vitonica | Recupera tu piel después del verano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos