Publicidad

Parches para adelgazar: analizamos sus ingredientes y si realmente ayudan a perder peso

Parches para adelgazar: analizamos sus ingredientes y si realmente ayudan a perder peso
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La obsesión por perder peso llega hasta puntos insospechados, y no se detiene en dietas, comestibles o cremas. Hay quienes diseñan hasta parches para perder grasa de manera localizada. ¿En qué se basan estos productos?

Su composición, muchas veces poco clara, está llena de promesas y premisas de las que la evidencia científica no tiene noticia alguna. Hoy analizamos, de manera general, algunos de estos parches y su supuesto funcionamiento.

¿Qué son y en qué se basan los parches adelgazantes?

La premisa es sencilla: "Te colocas este parche y activa tu metabolismo de manera local, en el sitio, aumentando la quema de grasas". Mal empezamos. Revisando este tipo de productos nos hemos topado con más de una decena de ellos, todos englobados en los productos estéticos, no de salud, y esto es importante, como veremos.

Todos los parches analizados prometen lo mismo: ayudar a perder grasa, normalmente de forma localizada (del estómago, de la cadera, de los muslos). También aseguran ayudar a reducir los estragos de la celulitis y hasta mejorar el aspecto de la piel.

Photo 1470167290877 7d5d3446de4c 1

Mientras que algunos indican ser un apoyo a otros métodos para perder peso, como el ejercicio o una dieta saludable, otros se aventuran aún más y prometen hacer por ti lo que la pereza o el tiempo no te dejen.

Prácticamente todos contienen una mezcla heterogénea de sustancias de origen natural, mezcla de extractos de plantas, cafeína y sustancias como la catequina, genisteína, etc. Cada marca usa su propia mezcla, apoyando en ellas un mágico efecto activador del metabolismo, que sería el último responsable de la pérdida de grasa.

Un paseo por los ingredientes de los parches adelgazantes

Vamos a tomar algunos de los ingredientes más usados o más llamativos de estos parches para adelgazar. Entre todos, el más prominente es la cafeína, que parece estar en la gran mayoría de ellos. ¿Qué efecto tiene esta sustancia en la pérdida de peso? Aunque existen algunos estudios, bastante cuestionables, que muestran cierta relación, lo cierto es que la evidencia científica no justifica el uso de la cafeína para ayudar a perder peso, y mucho menos de forma local.

¿Y qué hay de las catequinas? Tampoco. Lo mismo ocurre con los polifenoles, la genisteína, el soforicosido o la capsaicina que dicen contener estos parches. Por sí solos no se pueden relacionar, de ningún modo, con un efecto adelgazante, y menos en tejidos concretos. Tal vez, esta asunción se debe a varios estudios que han tratado de relacionar el consumo de té verde con la reducción de grasa (sin demasiado éxito, por cierto), entre otras cosas.

Otra de las sustancias estrella es la L-carnitina. Como ya hemos explicado en otras ocasiones, esta sustancia no cuenta con evidencia alguna que la sitúe como una ayuda para perder peso. El extracto de fucus, sin embargo, ha mostrado ciertos resultados positivos en ratas a la hora de ayudar a controlar la cantidad de grasa en personas obesas. Pero que eso no nos confunda.

Además de que, insistimos, los resultados se han dado en ratas, recordemos que estamos hablando de parches, y no de la administración oral de la que hablan los estudios. Esto mismo pasa con el resto de sustancias. ¿Pueden llegar al organismo a través de los parches? Aunque sí que se han confeccionado parches transdérmicos de cafeína, estos no se parecen en nada a los ofrecidos por estas marcas comerciales.

Y lo mismo ocurre con el resto de sustancias declaradas por todos ellos. En otras palabras, aunque alguna de las sustancias se hubiera mostrado efectiva para eliminar grasas de forma tajante, habría que demostrar que los parches son capaces de llevar estos ingredientes a nuestro sistema y que estos funcionan como se pretende. Pero no, no hay ni una sola evidencia de que esto sea así.

¿Adelgazar grasa localizada? No es posible

Entonces ¿funcionan? No. No existe nada, absolutamente nada, que demuestre su utilidad en ningún sentido. A pesar de ello, este tipo de productos se afanan en asegurar su función como activadores metabólicos y quemadores de grasa localizada. En primer lugar, recordemos que la única manera de activar nuestro metabolismo es hacer ejercicio.

Ninguna sustancia nos ayuda de forma efectiva a quemar más grasa, por mucho que no nos guste. Es más, quemarla de forma localizada es una auténtica fantasía. Nuestro cuerpo, debido a la homeostasis que nos mantiene vivos, recurre a un sinfín de mecanismos de control. Aunque en el laboratorio parece posible, en la vida real el cuerpo administra y regula la energía y su almacenamiento de una forma generalizada, no localizada.

Photo 1522844505858 6cdc0201bcd9

Por tanto, afirmar que se puede adelgazar una parte concreta del cuerpo es solo una parte más que evidencian que los parches no funcionan. La única manera de perder peso, como repetiremos cada día, es adoptar unos hábitos de vida saludables.

Esto pasa por aprender a comer mejor, introducir más verduras y frutas, reducir las grasas y carnes, quitarnos los ultraprocesados y azúcar en exceso, comer más fibra y beber más agua... además de aumentar nuestra actividad física. Solo así conseguiremos no solo reducir la cantidad de grasa que nos sobra, sino aumentar considerablemente nuestra calidad de vida.

Imágenes | Unsplash

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir