Compartir
Publicidad
Publicidad

Temazcal, baños de vapor que nos limpian por dentro y por fuera

Temazcal, baños de vapor que nos limpian por dentro y por fuera
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El cuidado de la piel es algo que tenemos que tener en cuenta, por eso existen infinidad de tratamientos para mantenerla en perfecto estado, pero existen otros muchos que no se centran solo en la parte exterior del cuerpo, sino que combinan tratamientos para la piel y la mente en uno solo. Por ello queremos resaltar uno de ellos conocido como temazcal, un tratamiento ancestral basado en la utilización del vapor como método de relajación y purificación.

El temazcal se practica en México desde hace miles de años, ya que hay constancia de que las civilizaciones más primitivas ya lo usaban para mejorar su estado. Este tratamiento se realiza en pequeñas construcciones similares a un iglú o un horno de hacer pan. La idea es emular el vientre materno y conseguir con ello una purificación del cuerpo de las personas que se adentran en este lugar, pues todo el ritual se realiza sin ropa.

Para obtener los vapores característicos del temazcal lo que se hace es poner sobre piedras al rojo vivo infusiones de hierbas medicinales que se convierten en vapor que es el que actuará en nuestro cuerpo. Por ello es importante que tengamos en cuenta los beneficios que esta forma de relajación nos ofrecerá. En primer lugar es una buena manera de mejorar el estado de nuestro aparato respiratorio, ya que el vapor abre las vías respiratorias y las depura, eliminando posibles restos contaminantes que merman la función de éstas.

Los vapores calientes que desprenden las infusiones medicinales además consiguen abrir los poros de la piel y ayudarnos a eliminar impurezas a través del sudor que emitimos. Esto nos procurará una piel mucho más luminosa y en mejores condiciones. Pero no solo se queda en esto, sino que las propiedades de los vapores, y el estado en el que nos envuelve el temazcal hará que la relajación sea absoluta, ayudándonos a calmar los nervios, evitando así los ataques que el estrés del día a día causa en nuestro organismo.

No debemos olvidar que al combatir el estrés y la tensión que causa en nosotros el día a día y sus prisas lo que hacemos es mejorar el estado general de la salud, y es que estas situaciones extremas hacen que nuestras defensas se vean menguadas y corramos mayores riesgos de padecer enfermedades. Por ello recibir este tipo de baños de vapor es muy aconsejable si lo que queremos es mejorar nuestra salud al máximo. Desde luego se trata de algo efectivo, ya que es una tradición que se sigue practicando y cada vez son más los que se apuntan a ella.

Imagen | guerreromexico.com

En Vitonica | Pros y contras de los baños de vapor
En Vitonica | Baño turco: beneficios y precauciones
En Vitonica | Cómo tomar un baño relajante en casa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos