Compartir
Publicidad
Publicidad

Acompañar una comida rica en proteínas con una bebida azucarada aumenta la acumulación de grasas

Acompañar una comida rica en proteínas con una bebida azucarada aumenta la acumulación de grasas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Creo que a estas alturas todo el mundo tiene claro (y si no, debería) que consumir bebidas azucaradas (sí, chispa de la felicidad, te estoy mirando a ti) es una mala idea en lo que a tu salud se refiere. ¿Por qué? Aquí tienes diez razones, para empezar.

Si nos centramos en el metabolismo, consumir bebidas azucaradas puede incluso eliminar o reducir los beneficios de ingerir otros grupos de nutrientes que suponen una ventaja. Eso es lo que sugiere una investigación reciente: hacer una comida alta en proteínas acompañada de una bebida con azúcar resulta en una mayor acumulación de grasa.

Proteínas más azúcar, menos quema de calorías

Los beneficios de una dieta rica en proteínas está bien documentada: las proteínas nos sacian, aceleran nuestro metabolismo y disminuyen la necesidad de ingesta energética. Pero, ¿sigue siendo así si las proteínas llegan a nuestro agradecido estómago bien regadas de azúcar?

alimentos-proteinas ¡A la rica proteína!

Para responder a esa pregunta, los autores de la investigación reclutaron a sus voluntarios y les pidieron que pasasen 24 horas dentro de una cámara metabólica en dos ocasiones distintas. Una cámara metabólica es una estancia cerrada y controlada qué permite determinar cómo el cuerpo emplea los nutrientes de la comida y cuántas calorías consume midiendo el consumo de oxígeno, la producción de dióxido de carbono y la excreción de nitrógeno en la orina.

El nitrógeno fue la clave en estas observaciones, ya que se trata de un componente clave de las proteínas. Midiendo cuánta se expulsa al orinar se puede estimar cuántas proteínas está consumiendo el organismo y, a partir de ahí, calcular correctamente la cantidad de carbohidratos y de grasas a partir de la respiración.

Para las observaciones, los voluntarios comieron exactamente lo mismo durante el día: en una de ellas, una dieta con un 15% de proteínas, y en la otra, con un 30%. En cada comida tomaron también una bebida azucarada o una bebida con edulcorantes artificiales. Al terminar, se les preguntó si tenían hambre y qué tipo de alimentos les apetecían más.

bebida-refresco-azucar

Los resultados mostraron que ingerir una bebida azucarada con la comida reducía significativamente la termogénesis (producción de calor) asociada a la alimentación, y que cuando se acompañaba la bebida con azúcar con una comida rica en proteínas, la combinación de ambas reducía aun más, hasta un 40%, esa termogénesis, así como el uso de las grasas consumidas para lograrla.

Estos resultados señalan el impacto sobre el equilibrio energético y la quema de grasas que tienen las bebidas azucaradas cuando acompañan la comida. Una conclusión es que el metabolismo es menos eficiente tras una de estas bebidas, lo que aumenta la tendencia a acumular grasas, y predispone a la obesidad.

Imágenes | iStock En Vitónica | ¿Cuánto azúcar consumes al día?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos