Compartir
Publicidad
Publicidad

Dieta de la Zona. Análisis de dietas milagro (IX)

Dieta de la Zona. Análisis de dietas milagro (IX)
Guardar
24 Comentarios
Publicidad


Es una dieta muy conocida y popular debido a que muchas de sus seguidoras son grandes famosas de Hollywood. Se trata de la dieta de la Zona, que a continuación analizaremos para saber cuáles son sus armas para favorecer el adelgazamiento y cuáles son sus errores.

¿En qué consiste la dieta de la Zona?

La dieta de la zona propone perder peso reduciendo la cantidad de hidratos de la dieta, sin erradicarlos por completo. El valor calórico total se distribuye en 40-30-30, siendo estos los porcentajes del total de energía que se cubrirán por hidratos, proteínas y grasas respectivamente.

La “Zona” hace referencia a que en el organismo existe un balance hormonal adecuado. Es decir, a que los niveles de insulina no son ni muy bajos ni muy altos y así, lo que falta de hidratos en el consumo diario para enfrentar el gasto, es brindado por las grasas.

No todos los hidratos son iguales

Por supuesto, del 40% de los hidratos ingeridos, no todos se consideran favorables en la dieta de la zona, sino que se tratará de elegir frutas y verduras, limitando la cantidad de pasta, patatas, cereales y legumbres.

Algo similar sucede con las proteínas que se recomienda escoger carnes magras y lácteos desnatados, pero aquí lo importante es que sin límite en cantidad, es muy probable que consumamos muchos menos hidratos de los que realmente se indican en la dieta de la Zona. Pudiendo caer así, en una dieta cuasi- cetogénica y desequilibrada.

Errores de la dieta

Aunque los porcentajes que cubre cada macronutriente del valor calórico total no es totalmente disparatado, no se trata de una dieta equilibrada, sino que las proteínas se encuentran aumentadas y los hidratos reducidos, por ende, no es una dieta habitual que podamos sostener en el tiempo, pues pocos de nosotros pasaríamos mucho tiempo sin comer un sabroso plato colmado de pasta.

Esta dieta no generaría graves riesgos para la salud si se incluyen hidratos derivados de las harinas, aunque sea en pequeñas cantidades. Pero como tantas otras, nos enfrenta con las pastas, la patata y el pan al crear en estos alimentos la fama de “engordantes” cuando en realidad, no poseen grasas y consumidos en cantidades razonables, pueden ser perfectamente incluidos en una dieta para perder peso.

En Vitónica | Dieta de la Zona
Más información | EnerZona

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos