Compartir
Publicidad

El ayuno intermitente tiene más beneficios para la salud de los que habíamos pensado

El ayuno intermitente tiene más beneficios para la salud de los que habíamos pensado
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es innegable, el ayuno intermitente está de moda. Es el tipo de dieta predilecta en Silicon Valley y parece que, efectivamente, podría ayudarnos a adelgazar, siempre teniendo en cuenta el tipo de alimentos y calorías que ingiramos. Pero nuevas investigaciones van más allá y sugieren que podría ayudarnos a mejorar nuestra presión sanguínea y aumentar la sensibilidad a la insulina incluso aunque no adelgaces.

En una investigación reciente, se sometió a ocho hombres con síntomas tempranos de diabetes, a una dieta basada en el ayuno intermitente. La idea era comprobar si existían beneficios adicionales a esta dieta - aunque no se adelgazara - por lo que se les dio suficientes calorías como para que no existiera pérdida de peso.

Los participantes mostraron mejoras en la presión sanguínea y la sensibilidad hacía la insulina

La dieta la realizaron durante cinco semanas y, al final de este tiempo, todos los participantes mostraron mejoras en la presión sanguínea y en la sensibilidad hacía la insulina que tenían, lo que mejoró sus síntomas tempranos de diabetes y redujo el riesgo de que desarrollaran la enfermedad. Los participantes que partían con peores condiciones de salud, fueron los que más mejora experimentaron al final de la investigación.

Sin embargo, no todo fueron beneficios, y algunos participantes mostraron efectos secundarios como dolores de cabeza o aumento de la sensación de sed.

Caroline Attwood 576169 Unsplash

Anteriores investigaciones habían encontrado que el ayuno intermitente mejoraba la salud cardiovascular, pero parecía una consecuencia de la pérdida de peso, más que de la dieta en sí. Sin embargo, de poder confirmarse los resultados de esta nueva investigación, los beneficios cardiovasculares podrían achacarse al ayuno intermitente en sí y no únicamente a la pérdida de peso.

En cualquier caso, la muestra de la investigación es demasiado pequeña y únicamente se pudieron estudiar los efectos en hombres y no en mujeres, por lo que estos resultados deberían tratarse con sumo cuidado y esperar a posibles nuevas investigaciones.

Iniciarnos en el ayuno intermitente

Si queremos iniciarnos en este tipo de dieta, desde Vitónica os recomendamos tres tipos de ayuno intermitente que os lo faciliten:

  • Sencillo: 16 horas de ayuno y 8 horas de alimentación.
  • Intermedio: 20 horas de ayuno y 4 horas para alimentarnos.
  • Días alternos: Ayunar durante 24 horas en días alternos.

Antes de empezar, además, debemos planificar bien qué tipo de ayuno vamos a hacer y en qué momento del día vamos a empezar. Debemos ser conscientes de que no podemos comer lo que queramos, sino que hay que tener en cuenta la calidad de los alimentos y de las calorías y, además, debemos cuidar los macronutrientes. Así evitaremos los errores más comunes al comenzar a realizar ayuno intermitente.

Imágenes | Unsplash
En Vitónica | Mito 2: ¿Reduce el ayuno intermitente nuestro rendimiento deportivo?
En Vitónica El ayuno intermitente: beneficios, tipos y recomendaciones

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio