Compartir
Publicidad

Con las comidas, mejor no improvisar

Con las comidas, mejor no improvisar
Guardar
4 Comentarios
Publicidad


A muchos nos ha sucedido de llegar sin tiempo y con mucho hambre a casa sin saber qué comer ni cocinar, y el resultado de esta situación suele ser una comida abundante, desordenada y de baja calidad nutricional, por eso, con las comidas mejor no improvisar.

Cuando elegimos con mucho hambre nuestro cuerpo nos empuja hacia alimentos o preparaciones concentradas en energía, por eso, la calidad disminuye. Además, la situación no nos permite controlar la cantidad fácilmente y menos aun, comer despacio y cocinar algo sano.

Por eso, siempre es conveniente no improvisar o reducir las posibilidades de que estas situaciones se produzcan. Para ello, es de utilidad pensar en la mañana qué comeremos en la comida de medio día o bien, planificar la comida la noche anterior. Así, aunque estemos apurados y con hambre, las posibilidades de comer algo en exceso y de baja calidad nutricional se reduce.

Por supuesto, la comida que resulta de la improvisación también puede ser escasa en nutrientes y energía o puede ser un picoteo que ni siquiera nos satisface pero que resulta excesivo en calorías.

No podemos pensar en cocinar algo sano y en comer con moderación cuando estamos con hambre y con prisa, por eso, no dejemos que nuestro cuerpo decida en estas circunstancias, mejor organicemos y limitemos las probabilidades de que la comida sea producto de la improvisación.

En Vitónica | Planifica tu menú y verás los beneficios
En Vitónica | La organización puede ayudar a perder peso
Imagen | Nertzy

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos