Publicidad

Consejos para cuidar la dieta en el trabajo

Consejos para cuidar la dieta en el trabajo
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El trabajo es una de las causas por las cuales muchos descuidamos nuestra dieta, y aunque parezca paradójico, es en este lugar donde más se requiere de una buena alimentación, pues si estamos bien nutridos, seremos más productivos y eficientes.

Para mejorar el rendimiento, aumentar la concentración y reducir la fatiga, es fundamental que no descuides tu dieta, por eso, te daremos algunos consejos que te ayudarán a llevar una alimentación equilibrada, aún en el lugar de trabajo.

Muchos nos aburrimos de comer siempre lo mismo o nos cansamos de tener que gastar dinero en un pequeño bocado poco nutritivo, por lo tanto, la propuesta es dedicar un poco de nuestro escaso tiempo a cuidar la dieta cuando debemos pasar el horario de la comida en el trabajo.

  • Lleva tu propia comida: prepara un poco de más la noche anterior o escoge una preparación sencilla para elaborar un día antes y lleva ese menú para almorzar en el trabajo. No olvides que puedes recurrir a todo tipo de alimentos, siempre y cuando te alejes de las grasas saturadas, los azúcares simples y los excesos.
  • Variedad: para que no te aburras y se te ocurra la única solución de comprar comida rápida, escoge preparaciones diferentes, con pollo, carnes rojas, pavo, pescado, pastas, arroz y verduras varias. Además puedes anexar un postre sano y distinto todos los días, por ejemplo, yogur desnatado, ensalada de frutas, fruta fresca, postres a base de leche desnatada, granola con frutos secos, entre otros.
  • Calma tu apetito: para que la comida en el trabajo no sea escasa y sientas hambre a pocas horas de comer, elige alimentos con bajo índice glucémico, mucho sabor y abundante fibra, así no sólo te llenarás más, con menos calorías, sino que tu glucosa se mantendrá en niveles óptimos por un largo tiempo y tu productividad será estable.
  • Hidratación: una hidratación deficiente también altera el funcionamiento físico y mental, por eso, no dejes de beber agua o jugos sin azúcar para que el cuerpo continúe funcionando sin inconvenientes.
  • Aléjate del ordenador: aunque estés en un lugar de trabajo, en el momento de la comida procura no trabajar ni estar frente a una pantalla, pues esto no permitirá calmar tu apetito y además, fomentará la ingesta de alimentos a mayor velocidad.
  • Socializa mientras comes: un buen recurso para despejarse un rato y comer más despacio y relajado es invitar a algún compañero a tu escritorio, hacer a un lado el ordenador, y comer lo que tú mismo has llevado y preparado.
  • Fraccionamiento: nunca dejes de comer en los horarios puntuales, sino que intenta comer cada 3 horas. Para ello, no sólo será necesario que lleves tu almuerzo, sino que podrás anexar al mismo alguna fruta extra o algún yogur desnatado para comer entre horas.


Para poner estos consejos en práctica y no descuidar tu dieta en el trabajo, sólo se requiere un poco de organización y dedicación, pues por el resto, tu jefe lo agradecerá y tú sentirás la diferencia en tu estado de ánimo.

Además, evitarás llegar con hambre, estrés y ansiedad a la próxima comida, por lo tanto, ordenarás tu dieta y evitarás un aumento de peso a causa del horario de trabajo.

En Vitónica | Consejos para lograr un trabajo saludable En Vitónica | La salud, también en el trabajo Imagen | Flickr (Matt Seppings)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio