Compartir
Publicidad
Dieta Delta o dieta arcoíris: ¿es segura esta dieta de moda para bajar de peso?
Dietas

Dieta Delta o dieta arcoíris: ¿es segura esta dieta de moda para bajar de peso?

Publicidad
Publicidad

El verano está aquí, llamando a nuestras puertas. Con la llegada del sol, del calor, de las vacaciones, de la playa y del mar también llegan cosas menos agradables: las dietas milagro, por ejemplo. 

No hay verano en el que las dietas milagro no formen parte de nuestras vidas y que no acumulen búsquedas en Google. Este verano le ha tocado, entre otras, a la dieta Delta, también conocida como dieta arcoíris. 

Qué es la dieta Delta o dieta arcoíris

Louis Hansel 1143521 Unsplash

La dieta Delta, también conocida como arcoíris, ha sido elaborada por el neuroinmunólogo, Yan Rougier. La teoría detrás de la creación de esta dieta es que, debido a nuestra alimentación actual, rica en alimentos ultraprocesados, grasas, azúcares, sal, etc., nuestra alimentación sería demasiado ácida lo que generaría problemas en nuestro organismo. 

Por ello, el creador de la dieta, propone llevar a cabo una alimentación que equilibre la alcalinidad de los alimentos y así compensar la acidez. Se trataría por tanto, de una forma de dieta alcalina de las que ya hemos hablado anteriormente. En teoría, gracias a esta dieta no solo conseguiríamos mejorar nuestra salud y desintoxicar nuestro organismo, sino también perder peso.

Cómo se lleva a cabo la dieta Delta

Para conseguir compensar esta acidez la dieta Delta propone llevar a cabo una dieta que sea un 70% alcalina y un 30% ácida. Para ello, el neuroinmunólogo creó un código de colores en los que se dividirían los alimentos para poder combinarlos de manera adecuada. 

Andrei 1140893 Unsplash

En este código de colores encontramos los alimentos verdes, naranjas, rojos y morados. Al contrario de lo que podríamos imaginar, los alimentos no se incluyen en cada grupo en base al color propio de cada alimento, sino en base a su alcalinidad o acidez. 

Así, el grupo verde - más alcalino y con menor índice glucémico - y el grupo naranja - con índice glucémico medio - serían de consumo libre. En este grupo encontramos todas las verduras, excepto la zanahoria, la calabaza y las patatas. También podemos encontrar las legumbres, la fruta, los huevos, lácteos desnatados, pescado, marisco, especias y carnes - con excepción de las carnes procesadas, carne de caza o casquería -.

En el grupo rojo encontramos los alimentos ácidos y cuyo consumo, por tanto, debería ser moderado y combinado con los alimentos de los dos grupos anteriores. En este caso está conformado por los hidratos de carbono simples: pan, pasta, patata, zumo de frutas, etc. 

Por último, el grupo morado está formado por los alimentos totalmente prohibidos. En este grupo se encontrarían los ultraprocesados, snacks, bollería, dulces, comida rápida, alcohol, embutidos, cereales de desayuno, etc. 

También se recomienda reducir el consumo de fritos y optar por otros métodos de cocinado como al vapor, en el horno o cocidos. La dieta recomienda también combinarla con deporte y actividad física

La dieta Delta puede ayudarnos a adelgazar, pero no por la alcalinidad de los alimentos

Louis Hansel 1399317 Unsplash

Cada vez que surge una dieta de este estilo la primera pregunta que nos ronda es si, realmente, puede ayudarnos a perder peso. Además, nos preguntamos si se trata de una dieta saludable y si es posible mantenerla a largo plazo. 

En el caso de la dieta Delta, efectivamente, puede ayudarnos a perder peso, pero no porque sigamos los grupos de alimentos que el doctor Rougier nos recomienda. Debemos tener en cuenta que, independientemente del código de colores o de la alcalinidad de los alimentos, siguiendo está dieta nuestra alimentación se basará en verduras, legumbres, carnes magras, pescados y especias

Además, el consumo de hidratos de carbono simples se reduce al 30% de la alimentación y se eliminan por completo las grasas saturadas, se reduce el consumo de azúcares libres y se desaconsejan los ultraprocesados. Esto, unido a la realización de actividad física y al uso de métodos de cocinado más saludables, por supuesto que puede traducirse en una pérdida de peso

Louis Hansel 1157714 Unsplash

¿Tiene esto algo que ver con la alcalinidad o la acidez de los alimentos? Rotundamente no. Como ya hemos comentado en otras ocasiones en Vitónica, la alimentación no puede alterar la alcalinidad de nuestra sangre. Por suerte para nosotros, nuestro organismo tiene un método para regular el pH de nuestra sangre cuando es necesario y consigue que este se mantenga siempre estable independientemente de lo que comamos. 

Las investigaciones respecto a las dietas alcalinas no han encontrado que tengan ningún efecto en la alcalinidad o acidez de la sangre. Por otro lado, ninguna dieta es efectiva tampoco "desintoxicando" nuestro organismo por muy bien que suene. Para empezar, los alimentos no nos intoxican - a no ser que consumamos algún tipo de sustancia tóxica o veneno -. Lo que sí generan los alimentos son desechos que no necesitamos, y que nuestro organismo se encarga de eliminar de forma natural. 

En definitiva, la dieta Delta puede ayudarnos a adelgazar, pero sin necesidad de catalogar los alimentos en colores y recordar en qué grupo está cada uno. Y, desde luego, sin necesidad de atender a su alcalinidad. Si queremos alimentarnos de forma saludable es más recomendable que recordemos basar nuestra alimentación en vegetales y frutas, cambiar hidratos simples por hidratos complejos y reducir el consumo de ultraprocesados, azúcares libres y grasas saturadas. 

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio