Compartir
Publicidad

En el Día del Trabajador, dejamos algunos trucos para cuidar la dieta en el trabajo

En el Día del Trabajador, dejamos algunos trucos para cuidar la dieta en el trabajo
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy 1 de mayo es el Día Internacional de los Trabajadores, y por ello, desde Vitónica dejamos algunos trucos para cuidar la dieta en el trabajo, el lugar donde transcurren la mayor cantidad de horas de nuestros días y dónde habitualmente nos toca realizar una o más de las comidas del día.

Para cuidar la salud alimentándonos bien mientras trabajamos, te recomendamos poner en práctica los siguientes consejos:

  • Alejarse del ámbito laboral al momento de comer, es decir, si habitualmente trabajamos en un escritorio, retirarnos de éste para ingerir alimentos, de manera de poder apartar el estrés laboral de nuestro momento de comida. Podemos ir al comedor de la oficina o bien, salir de la misma para concretar una ingesta.
  • Evitar consumir alimentos de su envase, pues si comemos galletas de un envase de gran tamaño mientras conversamos con compañeros o trabajamos, difícilmente podremos controlar la cantidad a ingerir. Lo mejor, si desayunas en el trabajo junto a otras personas, es servirte la cantidad de galletas que vas a consumir para después alejar el envase de tu vista.
  • Tomar el momento de la comida como un tiempo para relajarnos y disfrutar, por lo tanto, siempre es recomendable no llevarnos preocupaciones ni tareas para realizar mientras almorzamos. Para comer mejor, a conciencia y disfrutando de los alimentos, así como para darle un descanso a tu cabeza, lo mejor es no permitir distracciones durante las comidas.
  • Variar las preparaciones que consumes a diario, ya sea las que llevas de tu casa o las que compras en un restaurante cercano, de manera de garantizar diversidad en la dieta y reducir el riesgo de carencias nutricionales.
  • Beber agua con regularidad mientras trabajas, dejando para ello, el bidón con líquido en el escritorio. Este hábito te mantendrá hidratado, lo cual no sólo ayuda a cuidar la dieta, sino también, a preservar el rendimiento intelectual en el trabajo.
  • Controlar la cantidad de café que consumes, pues una taza al día puede ser gran ayuda para el rendimiento y también puede conllevar beneficios para la salud, pero pasarte de las tres tazas diarias puede ocasionar todo lo contrario.

Con estos sencillos trucos podrás cuidar tu dieta en el trabajo y beneficiarte hoy y siempre con una buena alimentación que protege la salud del organismo.

Hoy, en homenaje a tu día, puedes comenzar a planificar y poner en práctica estos positivos cambios para mejorar tu dieta en el trabajo.

En Vitónica | Cinco razones para no comer en el escritorio de trabajo En Vitónica | Algunos trucos para alimentarnos bien en la oficina Imagen | Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio