Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Estar en pareja puede hacerme engordar?

¿Estar en pareja puede hacerme engordar?
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Aunque siempre hemos dicho que estar en pareja, disfrutando de una relación amorosa estable, beneficia a la salud en muchos aspectos, sobre todo por su impacto positivo a nivel mental, también solemos escuchar: “desde que comencé el noviazgo engorde” o “desde el casamiento aumente de peso”.

Por eso, muchas investigaciones se han basado en el interrogante del titular para revelarnos si verdaderamente estar en pareja puede hacernos engordar. Al parecer, mucho depende de nosotros y de los hábitos que construyamos junto a nuestro ser amado.

Entre las causas por las cuales estar en pareja o comenzar un noviazgo puede hacernos engordar se encuentra la mayor frecuencia con que comemos fuera de casa, donde sabemos, no comemos la misma cantidad ni con la misma calidad con que lo hacemos en casa. Bajo la excusa de pasar un tiempo juntos, salimos a comer y esto en repetidas ocasiones puede repercutir en nuestro cuerpo.

Para no descuidar la pareja pero tampoco nuestra dieta, podemos optar por cuidarnos aun comiendo fuera de casa o bien, disfrutar de un momento de cocina juntos, es decir, cocinar en casa y en pareja.

Por otro lado, está comprobado que si la pareja convive, las probabilidades de los cónyuges de ser físicamente activos decrece y somos las mujeres las que tendemos a dejar el ejercicio a un lado para dedicarnos a la vida hogareña. Sin embargo, aquí también podemos aprovechar los beneficios del gimnasio o de cualquier otra actividad en pareja, ya que con el sólo hecho de caminar junto al ser querido podemos volvernos más activos y mejorar la relación y comunicación de pareja.

Asimismo, solemos agasajar a los seres queridos con comida, por eso, cuando estamos en pareja sorprendemos con chocolate, pasteles y algún otro alimento a nuestra pareja, pero nosotros también disfrutamos de dicho regalo. Por eso, no debemos olvidarnos de la calidad del “alimento agasajo” así como también de las porciones. Es totalmente natural que busquemos agasajar con comida, pero si de verdad queremos lo mejor para la otra persona, no siempre regalemos preparaciones no saludables.

Hay muchos hábitos que se modifican cuando se inicia una relación de pareja, y no todos ellos repercuten positivamente sobre la salud, por eso, registrar los mismos y buscar la mejor manera de corregirlos sin descuidar la pareja será una grata forma de fortalecer la salud de ambos integrantes del vínculo y del vínculo propiamente dicho.

No creo que se una verdadera excusa decir que engordamos a causa de nuestra pareja, pues todo depende de nosotros y podemos conjugar salud con noviazgo, matrimonio o familia sin problemas, aunque sin duda no es tarea fácil.

Vía | Msnbc
En Vitónica | Cuida el entorno y protege tu alimentación equilibrada
Imagen | Hini

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos