Compartir
Publicidad
Publicidad

Fat-talker o charlatanes del peso, un trastorno que afecta a muchas personas

Fat-talker o charlatanes del peso, un trastorno que afecta a muchas personas
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que en infinidad de ocasiones hemos criticado nuestro aspecto físico. Sacarse defectos a uno mismo es una práctica muy habitual en muchas personas, y aunque parece algo totalmente inofensivo y hay quienes consideran que ser autocrítico es bueno para mejorar, en muchos casos esto puede traernos más dolores de cabeza que beneficios. Muchos especialistas han calificado a esta práctica como fat-talker o charlatanes del peso.

Cuando el aspecto físico se convierte en una obsesión toda la vida gira entorno a él aparece un problema. Algo similar es lo que les sucede a las personas que padecen este trastorno. Por norma general esta disconformidad oculta algo interno, una autoestima baja, que nosotros alimentamos con esta clase de comentarios. Es importante que sepamos si padecemos este trastorno y si el aspecto físico es el hilo conductor de nuestra vida dejando de lado el resto de aspectos de la vida.

Por norma general charlatanes del peso es un tipo de trastorno que se suele asociar a mujeres, aunque muchos hombres también lo padecen. Las personas que hacen que su mundo gire en torno a su peso siempre aprovechan la más mínima oportunidad para comentar lo gordas que están y lo mal que les sienta todo, achacando todas las desgracias de su vida a esta situación. En muchos casos esto puede comenzar como un juego o algo inocente, pero puede llegar a ser más serio de lo que parece, y es que por norma general suele esconder detrás un deseo de protagonismo y reconocimiento por parte del resto.

En muchos casos ese defecto del que se quejan estas personas no existe, pero se lo acaban creyendo a fuerza de afirmarlo una vez tras otra. En este punto toda la vida de estas personas girará entorno a esta obsesión, y todos sus actos estarán condicionados por esa necesidad de acabar con ese complejo que los domina. Muchas de las personas que comienzan esto como un juego acaban por desarrollar enfermedades mayores y más complicadas como los diferentes trastornos alimenticios, depresión, ansiedad…

Es importante que nos aceptemos tal cual somos y seamos realistas a la hora de juzgarnos a nosotros mismos. Está bien cuidar nuestra alimentación y apariencia física para tener una buena salud, pero no es necesario que nos obsesionemos con ello, ya que los extremos pueden traernos más problemas que alegrías.

Vía | Mi Dieta
Imagen | alancleaver_2000

En Vitonica | No te obsesiones con perder peso
En Vitonica | Obsesión por adelgazar
En Vitonica | Cinco trastornos alimentarios del siglo XXI

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos