Compartir
Publicidad
Lo que vas a tener que sudar para acabar con las calorías de los turrones de esta Navidad
Dietas

Lo que vas a tener que sudar para acabar con las calorías de los turrones de esta Navidad

Publicidad
Publicidad

Desde hace semanas, incluso meses en algunos lugares, los turrones, mazapanes, polvorones y demás dulces de Navidad vienen invadiendo los estantes de los supermercados. Los ricos dulces tan típicos de esta época del año son una tentación difícil de resistir, sobre todo cuando nos encontramos en plena sobremesa con la bandeja de turrones en el centro.

Algo común a la mayoría de ellos: una enorme densidad calórica, mucho azúcar, pocos nutrientes y ese sabor que hace difícil que podamos picar solo un trocito. Si estás pensando en aumentar tu entrenamiento o actividad física para deshacerte de ellos, esto es lo que vas a tener que sudar.

¿Cuánto ejercicio tendrás que hacer para sudar el turrón?

Para guiarnos en la comparativa hemos elegido los dulces navideños más tradicionales que suelen estar sobre nuestras mesas: turrón de almendras, turrón blando, turrón de chocolate, polvorones, mazapanes, fruta confitada(o fruta escarchada) y el clásico roscón de reyes. Estos son los que generalmente no faltan en las bandejas los días de fiesta.

Conociendo las calorías que nos aportan 100 gramos de estos dulces, veamos cuánto ejercicio aeróbico debe hacer una persona de 70 kilos para poder quemarlos. ¡Dentro tabla!

turron-hr

Como supondréis, las mediciones son aproximadas ya que las calorías que consumimos al hacer ejercicio no dependen solo de nuestro peso corporal, sino de muchos otros factores como nuestra cantidad de masa muscular, nuestro nivel de entrenamiento, la intensidad con la que nos ejercitemos, los desniveles del terreno en el caso de la caminata o la carrera, etc. Pero nos puede servir para hacernos una idea de los que nos cuesta deshacernos de las calorías consumidas a través de los dulces navideños.

Cada año surgen más turrones y dulces navideños sin azúcar (con la intención de ser aptos para diabéticos) e incluso algunos light: en ambos casos es recomendable seguir leyendo las etiquetas nutricionales para estar informados de qué se ha cambiado respecto al producto original (¿se usan endulzantes artificiales en lugar de azúcares? ¿se rebaja la cantidad de azúcar pero se sustituye por grasa para mantener la palatabilidad?).

Algunos datos curiosos sobre los distintos dulces navideños

  • La ración "recomendada" o "estandard" de turrón, polvorón o mazapán suele ser de entre 25 y 30 gramos. Asumimos en cualquier caso que pocas personas son capaces de comer solo un trocito de turrón cuando la bandeja está ahí delante. Con que comamos unos tres o cuatro trozos es muy fácil que lleguemos a los 100 gramos de producto.

  • De entre todos los dulces navideños que hemos nombrado, el que tiene una mayor cantidad de azúcar es la fruta escarchada o fruta confitada. A la fructosa que ya contiene la fruta hay que sumarle todo el azúcar blanco que la va recubriendo, pudiendo llegar fácilmente a los más de 80 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto.

  • El dulce navideño más "saludable" (dentro de lo que cabe) parece ser el turrón duro o turrón de almendras. Su aporte calórico es similar al de otros dulces, pero nos ofrece una mayor cantidad de proteína, grasas saludables y fibra (al fin y al cabo las almendras son frutos secos).

  • La porción "estandard" de roscón de reyes suele ser de unos 100 gramos, pero hay que tener en cuenta que los valores nutricionales (incluidas las calorías, claro) cambian en el momento en el que introducimos diferentes rellenos de nata, trufa, crema, etc.

¿Qué podemos hacer para que los dulces navideños no nos pasen factura?

turron

Comer cualquier cosa pensando en lo que nos va a costar quemarla a base de ejercicio es una muy mala idea: somos muy rápidos ingiriendo calorías y bastante poco eficientes eliminándolas. Por eso, lo mejor que podemos hacer, sobre todo para no obsesionarnos con el hecho de si vamos o no a subir de peso durante la Navidad, es limitar el consumo de estos dulces a unas ocasiones concretas.

Mantener nuestra rutina habitual de alimentación sana y ejercicio físico durante los días no festivos es clave para no terminar la Navidad con varios kilos de más

A pesar de que en los supermercados lleven ya meses vendiendo turrón, podemos restringir su consumo a los días festivos, donde podremos degustarlo con cierta moderación, siendo conscientes de lo que estamos comiendo. De esta manera los dulces navideños no pierden su carácter de ser "algo especial" (¿qué tendría de especial algo que comemos todos los días?) y podremos comerlos sin remordimientos.

Tomarte un día de descanso, comer o cenar con tu familia y terminar la cena con un brindis y un trozo de turrón no va a hacer que pierdas todo lo que has trabajado durante el año. Pero sé consciente de que esto sucede durante unos días especiales, no desde principios de diciembre hasta mediados de enero.

Mantener durante estos días tu rutina normal de ejercicio (30 minutos al día de movimiento como mínimo) o incluso incluir alguna caminata extra y llevar un plan de comidas normal salvo en las ocasiones especiales (Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes) nos ayudará a sobrevivir a la Navidad sin ponernos esos temidos kilos de más.

Imágenes | iStock
En Vitónica | Recetas saludables y ligeras para esta Navidad (y III): postres y dulces

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio