Compartir
Publicidad

No hay plantas milagro para dejar el azúcar: el mito de la Gymnema

No hay plantas milagro para dejar el azúcar: el mito de la Gymnema
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos tiempos lo hemos escuchado de manera continuada: el azúcar añadido es extremadamente perjudicial para nuestra salud. Sin embargo, hemos intentado dejarlo más de una vez, reducir nuestro consumo de dulces y evitar todo lo que lleve azúcar añadido. Incluso hemos intentado cambiar a los edulcorantes para poco a poco ir transicionando hasta el abandono completo de cualquier aditivo que aporte dulzor.

Por desgracia, hasta ahora nada ha funcionado y volvemos a caer. Por ello, resulta extremadamente tentador el conocimiento de que existe una planta que aseguran podría servir para dejar de apreciar el azúcar y, así, reducir su consumo. Su nombre es Gymnema y se trata de una planta enredadera proveniente de India, África o Australia y muy utilizada en la medicina Ayurveda.

Uno de los beneficios que se le atribuyen a esta hierba es la de dificultar a nuestras pupilas gustativas percibir la dulzura de algunos alimentos. Según indican algunas investigaciones, los ácidos de esta hierba interactúan con los receptores del dulzor que tenemos en la lengua. Los estudios realizados al respecto señalan que la duración de este efecto es de unos 30 minutos. Los alimentos ingeridos durante ese tiempo no sabían dulce a sus consumidores. Sin embargo, a pesar de que pueda ayudar a que durante esa media hora lo dulce te sepa diferente, no queda claro que ayude a abandonar el deseo de consumir dulce a largo plazo.

Gymnema Sylvestre R Br Flickr Lalithamba

Debido a esta capacidad de alterar el gusto a dulce de la Gymnema, se ha sugerido que esta planta podría ayudar a evitar problemas como la obesidad, el colesterol o la diabetes. Sin embargo, las evidencias científicas no parecen ponerse de acuerdo en estos casos. Por el momento, las investigaciones se han centrado en los animales e in vitro y las que se han realizado en humanos han sido muy pequeñas y poco claras.

Por ejemplo, una de las realizadas en humanos fue llevada a cabo hace más de dos décadas y se realizó con tan solo 22 pacientes. Una revisión de las investigaciones realizadas hasta el momento encontró que los estudios que han encontrado algún efecto de la Gymnema hasta ahora son muy pocos, poco rigurosos, no están aleatorizados y eran todos ensayos abiertos, lo que significa que tanto pacientes como investigadores saben qué tratamiento está recibiendo cada uno de ellos lo que puede provocar sesgos.

En lo que a la pérdida de peso y el colesterol se refiere, incluso algunas pastillas de adelgazamiento utilizan esta sustancia. Sin embargo, las evidencias son igual de débiles. En el caso concreto de la pérdida de peso los resultados pueden deberse al menor consumo de azúcar, debido al efecto que nos produce al consumir alimentos dulces, más que a un efecto concreto de la planta en la obesidad.

Antes de decidirnos a consumir esta planta, en cualquiera de sus modalidades, lo mejor que podemos hacer es acudir a nuestro médico y que nos indique los beneficios o perjuicios que puede tener en nuestros casos concretos para la salud. Debemos tener en cuenta, además, de que existe riesgo de sufrir algún tipo de alergia, además de alguna reacción desconocida - debido a la escasez de la investigación - por lo que si decidimos consumirlo siempre debe ser bajo control médico. Por supuesto, no se debe consumir durante el embarazo o la lactancia.

Imágenes | Flickr, Wikipedia Commons

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio