Publicidad

Reducir o no reducir el consumo de carne: no hay suficiente evidencia que respalde la reducción por motivos de salud

Reducir o no reducir el consumo de carne: no hay suficiente evidencia que respalde la reducción por motivos de salud
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

La recomendación de los últimos años ha sido reducir el consumo de carne, especialmente carnes rojas y procesadas. Sin embargo, el tema resulta aun controvertido y un nuevo informe presentado en la revista científica Annals of Internal Medicine señala por qué: al parecer, no hay suficiente evidencia que respalde el consejo de reducir el consumo de carne para beneficiar la salud.

Carnes rojas y procesadas, ¿no es necesario reducir su consumo?

El consejo vigente de reducir el consumo de carnes para cuidar la salud se refiere principalmente en carnes rojas y procesadas que son las que se han vinculado en diferentes estudios a enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Sin embargo, muchos de estos estudios han sido observacionales y no consideran las particularidades de cada consumidor, encontrándose así beneficio ante la reducción del consumo de carne cuando se incluye una población muy numerosa.

Una reciente revisión de gran magnitud que evaluó el consumo de carnes rojas y procesadas en relación con la salud, concluye que la evidencia es demasiado débil como para respaldar el consejo de reducir el consumo de carne y los beneficios de dicho cambio son muy pequeños.

Se trata de un trabajo de gran magnitud, con un buen número de estudios analizados y con investigadores de siete países diferentes, que evaluaron si la reducción del consumo de carne en tres porciones semanales implicaba cambios en la salud.

Los resultados muestran que no hay evidencia suficiente que justifique que comer menos carne mejore la salud, por lo tanto, aconsejan conservar la ingesta de carne roja y procesada excepto que por decisión propia y motivos personales decidan reducir la misma.

Si bien esta revisión no ha considerado motivos medioambientales y de bienestar animal, nos permite afirmar que el consejo de reducir el consumo de carne para mejorar la salud no tiene suficiente respaldo científico como pensábamos.

Imagen | Pexels

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir