Compartir
Publicidad

No olvides el humor para controlar el consumo de alimentos

No olvides el humor para controlar el consumo de alimentos
Guardar
10 Comentarios
Publicidad


Cuando intentamos controlar la ingesta de alimentos con la finalidad de adelgazar o bien, de mejorar la calidad de la dieta, todos creemos que es cuestión de tener una mejor conducta al momento de comer. Sin embargo, muchos factores mas allá del hambre influyen en el inicio de una comida, entre ellos, las emociones cumplen un papel fundamental.

Por eso, no olvides el humor para controlar el consumo de alimentos e intenta vincular la comida y la calidad de la misma a los sentimientos o el humor del momento, pues de esta forma conoceremos si comes por hambre o bien, por estímulo emocional.

Muchas veces culminamos comiendo por estrés, por aburrimiento, por tristeza o ansiedad y cuando lo hacemos, la calidad de la comida no suele ser la mejor, por eso, es importante saber que el humor o el estado de ánimo influye en gran medida en la ingesta alimentaria y poner esta relación al descubierto nos permitirá controlar la ingesta emocional para contribuir al mejoramiento de la dieta.

Entonces, una buena forma de controlar la influencia del humor sobre el consumo de alimentos es pensando al momento de comer si verdaderamente tenemos hambre, si no es así, busquemos la razón por la cual comemos e intentemos describir nuestro humor o nuestros sentimientos durante la comida. Por ejemplo, hoy comí unas patatas fritas y me sentía cansado cuando lo hice, o bien, ingerí un pastel de chocolate y estaba enojado porque acababa de discutir con una persona cercana.

El hecho de registrar lo que comemos y al mismo tiempo describir qué sentimos o cuál es nuestro humor cuando comemos, nos permitirá detectar si comemos mal por enojo, si cuando comemos en exceso es justamente cuando estamos estresados o si picoteamos cuando estamos aburridos.

Saber esto nos permitirá resolver las emociones de otra manera, por ejemplo, me siento estresado y sé que cuando lo estoy busco comida, entonces, comeré una fruta y saldré a caminar que también relaja mi mente pero sin perjudicar mi dieta ni mi salud.

Comemos por muchas más razones de las que pensamos, por ello, si de verdad queremos lograr una alimentación saludable, es de mucha utilidad recordar que el humor influye en la ingesta de alimentos.

En Vitónica | Controla la alimentación emocional
En Vitónica | Libro: Las emociones ¿engordan o adelgazan?
Imagen | Betsssssy

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos