Compartir
Publicidad
No, tres piezas de fruta al día no es el máximo que puedes comer, aunque lo digan en el programa de Karlos Arguiñano
Dietas

No, tres piezas de fruta al día no es el máximo que puedes comer, aunque lo digan en el programa de Karlos Arguiñano

Publicidad
Publicidad

Los mitos sobre la nutrición están en nuestro día a día y aunque, durante los últimos años, gracias a que cada vez existe mayor divulgación sobre nutrición, hemos ido desterrando algunos de esos mitos, otros siguen fuertes. Aún más cuando estos mitos se transmiten a través de grandes medios que llegan a tanta gente como es la televisión. 

Si hace unos meses desmentíamos que los carbohidratos engordaran más por la noche, después de volver a ser repetido en MasterChef, hoy nos toca desmentir y aclarar un mito sobre la fruta: "la fruta tiene demasiado azúcar y hay que controlar la cantidad de esta que comemos". 

En este caso, este mito se volvió a repetir el 12 de junio en el programa de Karlos Arguiñano. No fue él, sino su compañera Ainhoa quien dijo: "no tenemos que sobrepasar las tres piezas de fruta al día, porque son alimentos que tienen azúcar y pueden "desequilibrar" un poco nuestra dieta si nos pasamos" y, durante estos días, las redes se han hecho eco de la incorrecta recomendación. 

En este caso, Ainhoa Sánchez lleva siendo colaboradora del programa de Karlos Arguiñano y, aunque da consejos nutricionales, no es nutricionista. Según ella misma declara, es intermediaria de una doctora. En cualquier caso, si tenemos dudas concretas sobre nutrición, nuestra mejor opción es siempre consultar con profesionales de la nutrición

Cuánta fruta podemos comer y a qué horas podemos comerla

Efectivamente, la fruta tiene una importante cantidad de fructosa, un tipo de azúcar, pero para nada un tipo de azúcar que esté recomendado reducir por la OMS. El motivo en sencillo, la fruta, además de fructosa, tiene otros nutrientes como la fibra que nos ayudan a metabolizar esta fructosa de manera que no se convierta en grasa. Es decir, que no engorde. 

Lo único realmente importante es que comamos la fruta entera y a mordiscos. Esto se debe a que de esta manera nos aseguraremos de consumir todos los nutrientes de esta, estaremos seguros de que la fibra esté intacta, de manera que la fructosa se metabolice bien, y además sacia mucho más. 

Khamkhor Whqazy14xzu Unsplash

La fruta, comida a mordiscos, resulta muy saciante, por lo que resulta complicado imaginar que podamos consumir una cantidad tan grande como para que nos engorde. Hay una cosa que debemos tener en cuenta: es mejor comer mucha fruta que no comer ninguna. A la hora que queramos

El consumo de fruta tiene cabida en cualquier dieta de adelgazamiento y en cualquier alimentación sana. De hecho, su consumo está asociado a mayor pérdida de peso. Incluso en el caso de personas diabéticas, a pesar de lo que se cree, no se han encontrado evidencias de que un alto consumo de fruta tenga impacto en el control glucémico. Es más, se recomienda el consumo de esta. Debemos tener en cuenta, también, que el consumo de fruta tiende a desplazar el consumo de otros alimentos menos saludables

Nuestro consejo particular es que, si tenéis que elegir entre comer la cuarta o quinta pieza de fruta o, por el contrario, unas patatillas fritas o un bollo, optéis siempre por pasaros de las piezas "recomendadas" de fruta, sin miedo. 

Imágenes  | Antena3, Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio