Compartir
Publicidad

Partir los alimentos en pequeños trozos ayuda a eliminar calorías. Desmintiendo un mito

Partir los alimentos en pequeños trozos ayuda a eliminar calorías. Desmintiendo un mito
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la hora de cuidar nuestra línea muchos son los trucos que cada uno de nosotros tiene. Algunos de ellos son verídicos, pero otros son solamente un mito, y es que a veces las creencias sobre la alimentación se escapan de la lógica.

Un ejemplo claro de esto es la idea que muchos tienen concebida de que partir los alimentos en pequeñas porciones engorda mucho menos que ingerirlos enteros. Esta creencia se confunde con otra cosa que nada tiene que ver con las calorías de los alimentos, y que es la digestión. Por este motivo queremos desmentir una creencia que durante años se ha seguido a rajatabla por muchas personas que quieren perder peso.

En muchas ocasiones seguro que alguno de nosotros nos hemos topado con personas que nos han recomendado partir por ejemplo las galletas en pequeños trozos y así conseguir disminuir el aporte calórico de estas. Seguro que por curiosidad lo hemos hecho para ver sus resultados y no hemos notado nada. Realmente ingerir los alimentos en pequeños trozos no disminuye las calorías de éstos, sino que nos puede ayudar a perder peso, pero de otra manera.

Esta idea no es que sea un mito en sí mismo, sino que se trata de un mito a medias, y es que el concepto está mal entendido por muchas personas. Los alimentos no van a reducir su aporte nutricional por partirlos, sino que lo que conseguimos es otra serie de efectos. Si partimos los alimentos en pequeñas porciones las calorías y las grasas que tanto nos preocupan a la hora de mantener la línea, se mantendrán intactas, por lo que esto no es una buena solución para ingerir alimentos ricos en estos nutrientes sin que el peso no lo sufra.

Eso sí, partir los alimentos en pequeñas porciones es una buena forma de mejorar la digestión de los mismos y agilizar la asimilación de estos, y con ello conseguir un aprovechamiento óptimo de los nutrientes. Al ingerir porciones más pequeñas de alimento lo masticamos mejor y lo ensalivamos muy bien, reduciendo mucho el tiempo que nuestro cuerpo tarda en hacer la digestión. Este fenómeno acelerará el metabolismo y conseguiremos quemar más calorías que si comemos los alimentos casi enteros y sin masticar.

No debemos pasar por alto que también comemos por la vista. La forma de presentar los alimentos tiene mucha importancia a la hora de ingerirlos. Si partimos los alimentos en pequeñas porciones nos parecerá que estamos ingiriendo más cantidad de alimento, cuando realmente comemos lo mismo. Además, al tardar más en masticar la sensación de saciedad es mayor, por lo que esto puede ser una buena forma de limitar lo que nos llevamos a la boca.

Como ya sabemos, masticar bien los alimentos es la mejor manera de agilizar la digestión, y desde luego que cortar los alimentos en pequeños trocitos es el paso para conseguirlo, aunque este acto no disminuye el número de calorías ni de grasa de los alimentos. Simplemente nos sirve para mejorar nuestras digestiones y aprovechar al máximo cada bocado que damos a los alimentos.

Imagen | SXC

En Vitonica | Las bolsas pequeñas de patatas fritas engordan más En Vitonica | Falsos mitos alimentarios al descubierto En Vitonica | Desmintiendo mitos de los alimentos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos