Compartir
Publicidad

Aclarando conceptos: un problema crónico de salud no tiene por qué ser para siempre

Aclarando conceptos: un problema crónico de salud no tiene por qué ser para siempre
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Creo que es interesante aclarar este concepto pues, con demasiada frecuencia, en salud se emplea el término "crónico" dando a entender que algo es para siempre, cuando este concepto realmente lo que significa es que algo es de larga duración o que se da habitualmente.

Es necesario romper la idea de crónico=para siempre, pues este concepto erróneo pude crear falsas espectativas y limitar el tratamiento de ciertas enfermedades o lesiones, por pensar que "son para siempre" y que parece que poco podemos hacer por cambiar esto.

En muchos deportistas pueden aparecer dolores crónicos o inestabilidades crónicas asociadas a alguna lesión deportiva. En el caso de la población general, pueden aparecer problemas crónicos de salud, enfermedades metabólicas, cardiovasculares, etc. que sean de larga duración.

Crónico en cualquier caso no significa "para siempre", ni "de por vida". Crónico hace referencia a que es de larga duración... Pueden ser semanas, meses o años, pero tener una enfermedad, lesión o dolencia "crónica" no es una "cadena perpetua". Ojo, es cierto que habrá problemas crónicos que pueden ser permanentes, pero esto tampoco quiere decir que no sea tratable; incluso puede haber tratamientos eficaces.

El dolor crónico es tratable, y puede (depende del caso) desaparecer del todo. Una enfermedad crónica puede ser de por vida, o no; en el caso de que lo sea, puede tener un tratamiento que prácticamente la anule. En caso de dolores crónicos, el ejercicio físico es un buen aliado, así como en otros problemas crónicos de salud que sí pueden ser de por vida (diabetes, hipertensión, obesidad, artrosis, problemas respiratorios, cáncer...).

Así que cuando tengamos un problema crónico, o alguien que conozcamos lo padezca, debemos tener claro que, aunque realmente sí que sea un problema de por vida, esto no indica que no se pueda hacer nada, sino que hay que conocer las estrategias que funcionan y ponerlas en práctica. Lo he insinuado antes y lo repito ahora: precisamente el ejercicio físico es una herramienta eficaz en muchos problemas crónicos, por lo que padecer una dolencia o enfermedad crónica precisamente nos debe hacer pensar en qué podemos hacer para mejorar la situación e informarnos sobre qué tratamientos existen, y si el ejercicio puede ser una medida eficaz.

Imagen por file404 en Shutterstock (no reutilizar)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio