Publicidad

El aislamiento social entre los jóvenes ya no es exclusivo de Japón: así se diagnostica el hikikomori, que crece entre los adolescentes occidentales

El aislamiento social entre los jóvenes ya no es exclusivo de Japón: así se diagnostica el hikikomori, que crece entre los adolescentes occidentales
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Hacia fines de la década de los 90 una forma de retraimiento social se observa entre los adolescentes de Japón y era motivo de preocupación en dicho país. Hoy en día el aislamiento social no sólo se da entre japoneses: así se diagnostica el hikikomori que crece entre los adolescentes occidentales.

Hikikomori: aislamiento social patológico

Su limitación a Japón hace años atrás dificultaba el abordaje y diagnóstico de este trastorno llamado hikikomori, pero en la actualidad se considera que la condición se ha extendido a todo el mundo y que no sólo se limita a los jóvenes sino también a adultos y adultos mayores.

Por ello, en búsqueda de criterios diagnósticos más claros expertos han publicado un informe en la revista World Psychiatry en la cual se considera que el hikikomori es una forma de retraimiento social patológico cuya característica esencial es el aislamiento físico en el hogar.

Así, hoy se definen tres aspectos claves para su diagnóstico y posterior abordaje:

  • Marcado aislamiento social, con reclusión en el hogar
  • Duración mínima de 6 meses (del aislamiento)
  • Deterioro funcional significativo o angustia vinculada al aislamiento social

Asimismo, quienes padecen de hikikomori niegan evitar las situaciones sociales aunque reconocen que tiene poca interacción con personas, esto los distingue de un trastorno de ansiedad social. Es decir, en la nueva definición se elimina la evitación social de los criterios diagnósticos.

Por otro lado, el deterioro funcional es requisito pero puede o no haber angustia presente y también debe considerarse que puede haber otros trastornos psiquiátricos en quienes padecen hikikomori y eso no excluye el diagnóstico. Por ejemplo, en una persona con depresión también puede diagnosticarse hikikomori.

Según los expertos esta forma de aislamiento social patológico puede haberse incrementado a nivel mundial y extenderse a todas las edades debido a las crecientes tecnologías de comunicación que se utilizan como alternativas (o reemplazos) a la interacción social.

El hikikomori debe ser reconocido por la comunidad médica como un trastorno de gravedad que puede afectar la salud y calidad de vida de quienes la padecen.

En Vitónica | 11 síntomas de ansiedad: así te avisa tu cuerpo que algo va mal

Imagen | Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios