Compartir
Publicidad

Algunos consejos para evitar la faringitis en otoño

Algunos consejos para evitar la faringitis en otoño
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el cambio de estación las temperaturas también experimentan un gran cambio, algo que a la mayoría de nosotros nos pasa factura, y es que una de las partes que más acusa este descenso brusco de las temperaturas y las primeras lluvias del otoño es la garganta. La faringitis y las irritaciones de garganta están a la orden del día, y por ello es necesario que pongamos remedio a este malestar y lo mantengamos a raya con la prevención necesaria, ya que es necesario que fortalezcamos esta parte del cuerpo antes de que nos duela. En Vitónica queremos dar algunos consejos al respecto.

Ante todo es necesario el cuidado externo frente al frío. Proteger la zona del cuello y el pecho es fundamental para evitar resfriados no deseados. El uso de pañuelos o bufandas en los días en los que más frío hace es esencial para evitar los posteriores dolores de garganta. Sobre todo cuando salimos a la calle después de haber estado en lugares cálidos, ya que ese descenso brusco de la temperatura es el que hace que nuestro cuerpo se resienta.

El cuidado interno es igual de importante y por ello debemos adaptar nuestros hábitos a las condiciones climatológicas que tenemos a nuestro alrededor. Ante todo debemos fortalecer nuestras defensas con dosis altas de vitaminas. En este caso la vitamina C es la que va a predominar en nuestra dieta. La naturaleza es sabia y por ello en esta época nos brinda frutas como los cítricos y las uvas, ricas en antioxidantes que protegen a nuestro organismo. Sobre todo los cítricos nos ayudarán a mantener nuestra garganta en perfectas condiciones. Es importante que los consumamos en zumo o enteros para así cargar las pilas de las defensas.

La miel es otro alimento recomendado para estas época del año y así hacer frente a los rigores de las bajas temperaturas. En anteriores ocasiones hemos comentado la importancia de utilizarla como endulzante natural, ya que además de agradarnos el paladar lo que hace es prevenir a nuestro organismo de ataques del exterior. No se nos debe olvidar que la miel es un alimento rico en antioxidantes y vitaminas provenientes de la naturaleza. Es todo un refuerzo para la garganta y la mejor manera de sobrellevar los resfriados de garganta y los efectos de irritación que éstos nos provocan. Por ello es un buen preventivo, además de la mejor solución cuando ya lo padecemos.

Es importante que nos pongamos manos a la obra en lo que a prevención se refiere para que no llegue el frío y nos pille desprevenidos. Otro derivado de la miel que no debemos pasar por alto es la jalea real, que nos ayudará a conseguir fuerzas de cara a los meses más fríos del año y tener el cuerpo a punto para poder con ellos.

Imagen | nkzs

En Vitonica | Remedios naturales para curar la afonía En Vitonica | Enfermedades otoñales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio