Compartir
Publicidad
Publicidad

Aliméntate contra los resfriados

Aliméntate contra los resfriados
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el cambio de estación y las diferencias climáticas, es de esperar la aparición de las famosas enfermedades de otoño, protagonizadas por la gripe y el resfriado.

El resfriado común se caracteriza por congestión de nariz y un goteo constante desde la misma, que suele ser el más molesto de los síntomas.

Con la finalidad de prevenir su desarrollo no sólo es indispensable cuidarse del frío, sino que el estilo de vida puede contribuir a su prevención y dentro de éste, la dieta es un aspecto clave a considerar.

Lo primordial es mantener nuestras defensas intactas para que al momento de necesitarlas, puedan superar con éxito la batalla contra los virus o bacterias.

La vitamina C es uno de los componentes que más contribuye con un buen sistema inmunológico y si bien no puede curar un resfriado, puede prevenir su desarrollo y las consecuencias del mismo. Por lo tanto, un jugo de naranja recién exprimido, así como cítricos frescos, brócoli, pimientos o vegetales de hojas verdes pueden ser de gran ayuda.

Asimismo, el zinc es esencial para un correcto funcionamiento de las defensas del organismo y se ha comprobado que reduce la duración de los resfriados. Lo podemos encontrar en mariscos, germen de trigo, levadura, hígado o pescados.

Los antioxidantes como la vitamina A, vitamina E y selenio son nutrientes esenciales para una correcta respuesta inmunitaria por parte de nuestro cuerpo. Por ello, no pueden faltar en una dieta otoñal las frutas secas, los vegetales de hoja verde, las hortalizas color amarillo o naranja, así como tampoco los granos enteros y legumbres.

La miel es otro de los alimentos asociados frecuentemente a la mejoría de los síntomas de un resfriado común, pero debido a su alto contenido en azúcares, se recomienda consumirla con moderación.

Entre otros alimentos inmunoestimulantes que contribuyen a descongestionar la nariz se encuentran el ajo, la cebolla y algunas hierbas como el orégano o la albahaca.

Respecto a la calidad de la dieta, además de no olvidar estos alimentos que pueden fortalecer tus defensas y prevenir un resfriado, debemos recordar que una alimentación abundante y copiosa nunca es recomendable más allá de la estación del año en que nos encontremos.

Como siempre es mejor prevenir que curar, no pierdas de vista los alimentos nombrados, así como el resto de las frutas y verduras de estación que te permitirán una dieta variada con suficiente contenido de vitaminas y minerales.

En Vitónica | Evitar resfriados haciendo deporte En Vitónica | Enfermedades otoñales En Vitónica | La equinácea es un eficaz antirresfriado según una investigación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos