Compartir
Publicidad

Consejos para acabar con las bacterias en estropajos y esponjas

Consejos para acabar con las bacterias en estropajos y esponjas
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las infecciones alimenticias e intestinales no siempre se producen por ingerir alimentos en mal estado. Es cierto que la gran culpa la tiene el estado de conservación de lo que comemos, pero la higiene que rodea tanto a los alimentos como a los utensilios en los que los preparamos y servimos es muy importante. Por eso nos vamos a detener en el estado de las esponjas y estropajos de cocina, una potencial fuente de bacterias que pueden afectar nuestra salud seriamente.

A pesar de no reparar en ello, las esponjas y utensilios de limpieza de la cocina son un potencial foco de bacterias, ya que en ellas se dan las condiciones adecuadas para que proliferen bacterias y microorganismos. No hay que olvidar que casi siempre suelen estar húmedas y llenas de suciedad, el caldo de cultivo adecuado para que las bacterias se alimenten y se reproduzcan, tomando así fuerza y pudiendo afectar a nuestra salud. Por ello es necesario que prestemos atención a las condiciones de estos utensilios para evitar estas infecciones.

Un foco de bacterias

El problema de los estropajos y esponjas para limpiar los cacharros es que están en contacto directo con la comida. Estos utensilios pueden estar rotos y agrietados, quedándose entre estas grietas la comida. A ello debemos sumarle la humedad a la que suelen estar sometidos las esponjas y estropajos, además del calor que reina en esta época del año. Todo ello hace que las bacterias proliferen. Por ello es necesario que tomemos las medidas adecuadas para evitar estos microorganismos que pueden poner en serio peligro nuestra salud.

Lo que solemos hacer la mayoría de nosotros es simplemente limpiar la esponja y los estropajos con agua después de haber fregado todos los utensilios de cocina. Esta manera de eliminar los restos no es suficiente para acabar con las bacterias que tienden a crecer en estos utensilios. A pesar de que cada vez los materiales con los que se realizan esponjas y estropajos son mejores y ellos mismos acaban con las bacterias, es necesario desinfectarlos para evitar el crecimiento de esta amenaza para nuestra salud.

Medidas de desinfección

Una de las principales medidas que debemos llevar al respecto es tener varios estropajos y varias esponjas. Una de ellas deberá estar seca y lista para usar mientras la otra la limpiamos. Limpieza que debemos realizar cada semana. Pero la manera de limpiarla puede ser diversa, ya que la podemos lavar con agua y lejía o con agua y limón, que la desinfectará, aunque este proceso no eliminará las bacterias al cien por cien. Una manera de eliminarlas casi en su totalidad es calentando la esponja o el estropajo en el microondas durante un minuto, ya que el calor que éste desprende acabará con las bacterias.

Otra manera de acabar con la proliferación de bacterias es limpiar los estropajos y esponjas con frecuencia, eliminando los restos de comida o desperdicios que hayan podido quedar al fregar. Es necesario que además de esto escurramos muy bien la esponja y los estropajos para que se mantenga seca mientras no se está usando, ya que la humedad es la principal causa del desarrollo bacteriológico. Las manchas densas de grasa y salsas las debemos eliminar con papel de cocina en vez de con la esponja, ya que son más difíciles de eliminar y son un potente foco de bacterias.

Vía | Consumer
Imagen | Gloriacq

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio