Compartir
Publicidad
Publicidad
Dieta blanda para la gastroenteritis: estas son las pautas básicas que debes seguir
Enfermedades

Dieta blanda para la gastroenteritis: estas son las pautas básicas que debes seguir

Publicidad
Publicidad

Con los cambios de temperatura y los muchos eventos que se suelen reunir a fin de año, los problemas gastrointestinales son moneda corriente, pudiendo padecer diarrea, náuseas, vómitos y demás a causa de una inflamación del estómago e intestino. Hoy te mostramos las pautas básicas que debes seguir para llevar una dieta blanda para la gastroenteritis.

En qué consiste una dieta blanda

Se denomina dieta blanda a una dieta ligera o que suavice la actividad del aparato digestivo. Suele ser una dieta pobre en residuos que estimulan al tracto gastrointestinal como la fibra, la lactosa y otros y basarse en alimentos de fácil digestión.

Asimismo, con la dieta blanda se promueve la hidratación y en la mayor parte de las ocasiones es una alimentación astringente o contrario a laxante indicada para casos de diarrea, aunque también puede recomendarse su práctica en casos de gastritis o reflujo por ejemplo.

Los alimentos de la dieta blanda

Se escogen para llevar a cabo una dieta blanda alimentos que no favorecen el tránsito intestinal sino que pueden tener el efecto contrario y además, que son fáciles de digerir como los que mostramos a continuación:

  • Arroz y derivados como puede ser el agua de cocción del arroz, preparaciones a base de arroz, sémola de arroz y similares por tener propiedades astringentes. Lo más clásico es consumir arroz blanco como tal.
  • Sémola de trigo y derivados de la harina de trigo refinada, pues aunque el gluten puede ser un estimulante intestinal en algunas personas, estos ingredientes son fáciles de digerir y casi no aportan fibra, por lo que podemos consumir por ejemplo unos espaguetis secos hervidos como parte de una dieta blanda.
  • Caldos de verduras naturales y caseros, que favorecen la hidratación brindando además vitaminas, minerales y electrolitos que nuestro cuerpo necesita sin demandar un gran gasto digestivo.


Clear Broth 1623462 1280

  • Infusiones ligeras de hierbas relajantes como puede ser la tila o la manzanilla, pero que no se encuentren concentradas, es decir, que se hayan infusionado un breve tiempo.
  • Manzana rallada y oscurecida (oxidada) que por contener taninos tiene un efecto astringente y antiinflamatorio.
  • Membrillo que también es una fruta rica en taninos y por lo tanto se recomienda su consumo para frenar diarreas.
  • Zanahorias cocidas que son fuente de pectina o fibra soluble que favorece la adecuada formación de heces y contribuye a frenar la diarrea.
  • Calabaza y calabacín hervidos o al vapor son buenas hortalizas a incluir si la diarrea comienza a reducir o ésta no se hace presente, pues son alimentos fáciles de digerir, ricos en potasio y en agua que favorecen la hidratación.


Apple Sauce 544676 1280

  • Carnes blancas magras después de unos días sin carnes ya que las proteínas demandan un gran trabajo digestivo. Se escogerán carnes como pollo, pescado blanco o pavo, en sus cortes más magros para facilitar la digestión por la ausencia de grasas y de purinas propias de las carnes rojas.
  • Aceites vegetales sin someter a cocción y con moderación para no entorpecer el trabajo digestivo. Sólo recomendamos su uso como aderezo o condimento de algunos platos, pero nunca para saltear, freír o cocinar con ellos.

Otras recomendaciones para seguir una dieta blanda

Además de seleccionar adecuadamente los alimentos a ingerir, hay otras características que debe reunir una dieta blanda para favorecer el reposo del aparato digestivo y la desinflamación del mismo, por eso aconsejamos:

  • Masticar muy bien cada bocado y comer despacio para favorecer la digestión.
  • Realizar comidas frecuentes pero de pequeño tamaño ya que a mayor volumen de las ingestas mayor será el trabajo digestivo.
  • Beber agua a temperatura ambiente de pequeñas cantidades, pero con regularidad y si fuese necesario acudir a sueros o sales de rehidratación oral.
  • Evitar sustancias irritantes del aparato digestivo tales como especias y condimentos picantes, cigarrillo, alcohol o cafeína.
  • Escoger cocciones magras y suaves como hervidos o al vapor y evitar frituras, salteados, asados o a la parrilla.
Chicken Soup 1816718 1280

Ejemplo de menú de dieta blanda

Si te han recomendado una dieta blanda, a continuación mostramos un menú ejemplo que puedes seguir en casa para favorecer la recuperación de tu organismo tras una gastroenteritis:

Desayuno Infusión ligera de té con tostadas de pan blanco.
Comida Lubina al horno con arroz blanco. Manzana rallada y oscurecida.
Merienda Infusión ligera de té con pan blanco tostado con membrillo y manzana asada.
Cena Caldo casero y espaguetis con zanahoria cocida.

Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos