Compartir
Publicidad

El ejercicio físico reduce el riesgo de mortalidad en pacientes con diabetes tipo 2, según la última investigación

El ejercicio físico reduce el riesgo de mortalidad en pacientes con diabetes tipo 2, según la última investigación
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Solo en nuestro país entre el 9% y el 12% de la población padece dibetes de tipo dos. Esta cifra ha ido creciendo en los últimos años y la enfermedad ha alcanzado incluso a los niños. Nuestro estilo de vida, una alimentación poco saludable, el sedentarismo y la predisposición genética influye en la aparición de esta enfermedad. Padecer diabetes no solo nos obliga a mantener un tratamiento de manera habitual - en algunos casos suponiendo tener que pincharnos para siempre -, sino que influye en nuestra calidad de vida e influye en el aumento de riesgos de mortalidad más temprana.

Según indica un nuevo estudio publicado la semana pasada, padecer diabetes de tipo 2 dobla el riesgo de mortalidad de los pacientes, especialmente debido a enfermedades cardiacas. Sin embargo, el ejercicio físico podría reducir este riesgo de manera exponencial. Según los resultados de esta investigación, cuanto más en forma están los pacientes de diabetes, más se reduce el riesgo de mortalidad que tienen.

Alberto Casetta 349138 Unsplash

En esta investigación se encuentra, entre otras cosas, que la simple recomendación médica de hacer deporte no basta para conseguir que los pacientes cumplan con esta necesidad. Por ello, los investigadores recomiendan que cada paciente reciba un análisis pormenorizado de los riesgos de comorbilidad que tienen, además de sus preferencias para poder elaborarles un plan completo e individualizado de ejercicio físico.

En cuanto al mejor tipo de ejercicio físico a realizar en estos casos, los investigadores encuentran que deben centrarse en ejercicios que ayuden a mejorar la capacidad cardiorespiratoria, además del índice glucémico. Estas mejoras relacionan directamente con la reducción de la mortalidad. Además, el ejercicio físico ayudaría a reducir la presión sanguínea y los lípidos en sangre.

En cuanto a la intensidad, la investigación encuentra que lo más efectivo es que esta se personalice en el caso de cada paciente, ya que para cada caso un tipo de intensidad puede ser más beneficiosa que otra. En cualquier caso, lo que encuentran es que cualquier mejora que haga que la persona con diabetes tipo 2 se mueva más, incluso el simple hecho de dejar de pasar tanto tiempo sentados y dedicar ciertos ratos del día a pasear - aunque sea por casa - podría mejorar el índice glucémico de estas personas y así reducir algunos de sus riesgos de mortalidad.

Imágenes | Pixabay, Unsplash

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio