Compartir
Publicidad
Publicidad

Para controlar la hipertensión, no sólo debemos reducir la ingesta de sodio

Para controlar la hipertensión, no sólo debemos reducir la ingesta de sodio
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La hipertensión arterial es una enfermedad de alta prevalencia en la actualidad y es la causa principal de ictus, infartos de miocardio y otras enfermedades cardiovasculares, por eso, saber como mantener bajo control esta patología es de gran importancia. La gran mayoría de la gente cree que con moderar la sal es suficiente, pero para controlar la hipertensión no sólo debemos reducir la ingesta de sodio.

Hay otros tantos factores que podemos modificar y que pueden ayudarnos a controlar la hipertensión, y por ello debemos tenerlos en cuenta al momento de intentar reducir los niveles de presión arterial del organismo. por ejemplo, respecto a la dieta, además del sodio que consumimos, debemos controlar la cantidad de grasas y la calidad de las mismas así como la ingesta de colesterol.

También podemos actuar para controlar la hipertensión arterial sobre nuestro nivel de actividad física, pues el movimiento favorece la circulación de la sangre y ayuda a reducir la presión arterial.

Otro factor a considerar es el estrés y las horas de descanso que sin duda influyen en nuestra presión arterial, así como los hábitos tóxicos, por ejemplo: el consumo de alcohol excesivo o el tabaquismo.

Como podemos ver, de nada servirá reducir la ingesta de sodio si no modificamos otros tantos hábitos que también contribuyen a reducir la presión arterial y a prevenir enfermedades asociadas a ésta. Para prevenir enfermedades o mantenerlas bajo control, un factor aislado ayuda pero no lo suficiente, por lo tanto, es todo nuestro estilo de vida el que debe ser apropiado para hacer efectiva la prevención.

Imagen | Comedy_nose

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos