Compartir
Publicidad
Consejos para progresar en nuestro objetivos deportivos
Entrenamiento

Consejos para progresar en nuestro objetivos deportivos

Publicidad
Publicidad

Progresar en cualquier disciplina deportiva es algo que seguro que muchos de nosotros deseamos, tanto siendo deportistas amateurs como por supuesto profesionales. Para poder progresar correctamente, hay una serie de factores que son determinantes, y sobre estos os vamos a dar hoy algunos consejos.

Los errores pueden provenir principalmente de la planificación o ejecución de los entrenamientos o bien también de un error en la alimentación que provoque una reducción de rendimiento, de todo ello hablamos a continuación.

Errores comunes en los entrenamientos

1366 2000 25

Ni qué decir tiene que muchos de nosotros erramos muchas veces en la manera de enfocar los entrenamientos. El primer error, sea la disciplina que sea, es el de ir al máximo posible todos los días. Esto lo único que provocará es un problema a la hora de la recuperación física mental, además de ser una fuente de lesiones.

Sin embargo, vamos a especificar algunos errores más comunes como por ejemplo los siguientes:

  • Mala elección de cargas: hablando del entrenamiento de fuerza, es muy fácil caer en el error de escoger o bien cargas excesivas (error muy frecuente) o bien el caso contrario, cargas excesivamente bajas. Para poder cuantificar bien y elegir las cargas idóneas, hemos hablado en multitud de ocasiones del factor velocidad del levantamiento o bien de la percepción de esfuerzo percibido.
  • Incorrecta ejecución de los ejercicios: otro error que nos puede impedir progresar, es el de realizar la ejecución de los ejercicios de forma incorrecta, lo que provocará inevitablemente que nos lesionemos con facilidad. Por eso, el hecho de mejorar técnicamente un ejercicio, también se considera progreso.
  • Mala planificación de la rutina: a pesar de que aquí mismo os proponemos en muchas ocasiones rutinas de entrenamiento, cada persona debe realmente adaptar los entrenamientos a sus objetivos, estilo de vida y sobre todo, estado de forma física y capacidad de recuperación. De nada sirve copiar una rutina a alguien, porque lo que funciona a una persona no tiene porqué ser lo que funcione a otra.
  • Cambios excesivos y falta de adaptación: hay personas que cambian continuamente los ejercicios de las rutinas, y precisamente esto lo que provoca es que nunca logremos a tener la adaptación necesaria para poder progresar. Una rutina debe durar un mínimo diez semanas si queremos realmente pasar por un periodo de adaptación y progreso.

 Errores comunes en la alimentación

1366 2000 27

Otro de los errores comunes se encuentra en la alimentación. Muchas personas caen en el error de pensar que al realizar ejercicio físico, ya pueden comer absolutamente de todo y si bien es cierto que a nivel calórico y de pérdida de grasa, puede que esto tenga parte de verdad, a nivel de rendimiento no. No va a rendir igual un atleta que se nutre correctamente que una persona que consume productos poco nutritivos aunque cumplan con el cómputo calórico diario.

  • Cálculo erróneo de kilocalorías a ingerir: muchas personas realizan un cálculo incorrecto de las calorías a ingerir, tanto a la baja como al alza. Si tenemos un plan de entrenamiento muy exigente, y no aportamos al cuerpo los suficientes nutrientes para poder abarcar este tipo de entrenamientos, será muy común tener una pérdida de rendimiento e incluso el famoso sobreentrenamiento, que no suele ser más que una subalimentación unido a un plan de entrenamiento incorrecto.
  • Error a la hora de contabilizar los alimentos: otro error es el de no contabilizar correctamente los alimentos que se ingieren, de nuevo pudiendo caer en el error de ingerir menos nutrientes de los necesarios. Por eso es importante utilizar aplicaciones como fatsecret o myfitnesspal y cuantificar o pesar los alimentos para asegurar que nutrimos bien al cuerpo.
  • Falsear la comida que ingerimos: personas que tienne objetivos estéticos también pueden caer en el error de falsear la comida que realmente ingieren, anotando menos alimentos de los consumidos, provocando que no haya los resultados deseados.
  • Pensar que hay alimentos mágicos: y por último, todavía hay quienes piensan que algunos alimentos tienen ciertos poderes sobre el organismo. Ningún alimento es imprescindible ni es mágico, lo importante es tener un buen balance nutricional, con un buen aporte de los tres macronutrientes y por supuesto todos los micronutrientes, incluido la fibra.

 Otros consejos de interés

En definitiva, debemos tener en cuenta que no somos máquinas y que cada persona es un mundo. Así que lo mejor es, seguir el principio de individualización de los entrenamientos, del cual os hablamos anteriormente en alguno de nuestros artículos. Así como planificar de forma idónea la rutina de entrenamiento a seguir a corto, medio y largo plazo.

En cuanto a la alimentación, si hablamos en términos de rendimiento, el error suele ser una subalimentación, es decir, ingerir menos nutrientes de los necesarios, lo que repercutirá negativamente en el rendimiento ofrecido en cada uno de los entrenamientos a realizar.

Otro factor importante del que no he hablado en el artículo hasta ahora es el descanso. Por mucho que planifiquemos bien una rutina y que comamos como debemos, si no descansamos lo suficiente, es imposible que podamos realizar un entrenamiento intenso y fuerte un día tras otro. El cuerpo también necesita un buen descanso, al igual que la mente, sobre todo si pretendemos progresar en una disciplina deportiva.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio