Compartir
Publicidad
Publicidad

No olvidemos el psoas ilíaco

No olvidemos el psoas ilíaco
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El psoas ilíaco es un músculo potente y extenso que se involucra en muchos ejercicios sin que nos demos cuenta, es decir, interviene en forma secundaria en múltiples movimientos y por ende, no podemos olvidarlo al momento de estirar si queremos mantenerlo en condiciones.

Éste músculo contribuye en gran medida a nuestra postura corporal, por ende, su acortamiento puede generar dolores molestos en la espalda. Además, permite la flexión de las caderas, produce anteversión pélvica y flexión del tronco.

Por todas éstas funciones importantes que ponemos en práctica en muchas actividades cotidianas, tales como montar en bicicleta, andar, subir y bajar escaleras, es necesario que cuidemos el psoas ilíaco para no sufrir lesiones ni molestias indeseadas.

Para estirar el psoas ilíaco podemos realizar un sencillo ejercicio que consiste en colocar las piernas separadas, una detrás de la otra y estirar la pierna de atrás mientras flexionamos la de adelante.

En ésta posición debemos intentar acerca la pelvis al suelo y mantener unos segundos mientras sentimos el efecto sobre el psoas ilíacos. Después repetimos el gesto cambiando de pierna.

También podemos estirar el psoas ilíaco realizando rotaciones de tronco, de pie y con las piernas separadas, comenzando a girar el tronco desde el ombligo hacia abajo, mientras la cadera se adelanta ligeramente y aprietas el abdomen. Se debe mantener la posición unos segundos y rotar hacia el lado contrario.

Recordemos que siempre que realizamos flexión de tronco para trabajar el abdomen, caminamos o montamos en bicicleta, es necesario estirar este músculo para reducir el riesgo de acortamiento y sus consecuencias molestas.

En Vitónica | ¿Qué músculos debes estirar? Imagen | Web de la espalda

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos