Publicidad

Pequeños cambios para lograr grandes progresos

Pequeños cambios para lograr grandes progresos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En tu entrenamiento como en tu alimentación y otros factores de tu vida diaria, los pequeños cambios pueden ayudarte a lograr grandes progresos, por ello, os dejamos algunas modificaciones sencillas que desde hoy puedes poner en marcha si has dejado de ver resultados con tu esfuerzo.

Las mesetas en medio de un plan de adelgazamiento o bien, cuando intentamos ganar masa muscular son muy frecuentes, e implementar cambios siempre resulta de mucha ayuda para continuar avanzando. Algunos pequeños cambios que tú puedes poner en marcha son:

  • Profundizar tus ejercicios: es decir, bajar un poco más allá de lo que acostumbras en tus sentadillas o bien, subir más en las dominadas. Esto sin duda implicará un esfuerzo superior para tus músculos y te permitirá romper fibras musculares para después, progresar con la adaptación que se producirá en tu cuerpo.
  • Reemplazar el zumo o refresco por agua en sólo dos de tus comidas: con sólo sustituir en un par de tus comidas diarias el zumo o el refresco (aunque sea natural) por agua, restará calorías a tu día y te ayudará a continuar produciendo un balance negativo de calorías en tu dieta.
  • Cambia tus descansos entre series: para progresar en tus entrenamientos para quemar grasas puedes incrementar las repeticiones y reducir los descansos entre series, de manera de no favorecer la total recuperación y así, tirar de lípidos almacenados como sucede por ejemplo en un HIIT. Si por el contrario quieres ganar masa muscular, puedes incrementar las cargas, reducir las repeticiones y aumentar los tiempos de descansos entre series.
  • Registra los alimentos consumidos: aunque escribir y anotar todo lo consumido y bebido puede parecerte algo sin importancia después de tanto tiempo en plan para perder peso, muchas veces tendemos a incrementar (sin darnos cuenta) las porciones consumidas o los alimentos de mala calidad en nuestra dieta. Por lo que hacer un diario de alimentos aunque sea un par de días puede ayudarnos a realizar los ajustes que necesitamos para continuar perdiendo peso.
  • Suma minutos a tu actividad diaria: es decir, si hasta el momento sólo caminabas o corrías unos 30 minutos en cada sesión, puedes sumar sólo 5 minutos a cada una de ellas, no sólo para incentivar tu plan de adelgazamiento, sino también, para optimizar tu entrenamiento y continuar viendo cambios.

Entrenar a intervalos, empezar un nuevo deporte, cambiar ejercicios y objetos de entrenamiento, probar nuevas recetas, incluir más verduras en tus platos y muchos otros pequeños cambios pueden ser usados en tu día a día para lograr grandes progresos.

Muchas veces la meseta llega cuando también llega la meseta a nuestra vida, es decir, si no cambiamos nada, posiblemente no veremos modificaciones en nuestro cuerpo. Por ello, si te has estancado en tu dieta o tu entrenamiento, piensa ¿cuándo fue la última vez que modifique mi rutina?

Quizá un pequeño cambio te ayude a continuar viendo resultados o progresos a causa de tu esfuerzo.

En Vitónica | No olvides cambiar la rutina
Imagen | iStock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir