Publicidad

En contra de lo que se creía, la práctica de Yoga y meditación podría intensificar nuestros niveles de ego

En contra de lo que se creía, la práctica de Yoga y meditación podría intensificar nuestros niveles de ego
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El Yoga y la meditación son dos de las prácticas muy seguidas en el mundo. Es posible que nos iniciemos con la intención de aumentar nuestros niveles de relajación, con la intención de mejorar nuestra elasticidad o la conexión con nuestro propio cuerpo. En otros casos, algunas personas se inicían o mantienen en estas prácticas por la parte espiritual que algunas modalidades pueden tener.

Además, especialmente en el caso de la meditación, una de las intenciones suele ser alejarnos de nuestras preocupaciones vitales y dejar de sentirnos centrados en nosotros mismos y nuestros pensamientos. Sin embargo, de manera sorprendente, una investigación reciente al respecto señala que, al contrario de lo esperado, la práctica de Yoga y meditación podría aumentar nuestros niveles de ego en vez de reducirlos.

Para realizar esta investigación contaron con 93 estudiantes de Yoga a quienes siguieron durante 15 semanas. En este tiempo, realizaron mediciones sobre la opinión que estos estudiantes tenían de sí mismos. La idea era medir diferentes variables. Para ello, les pidieron que se compararan con otros estudiantes de Yoga. Además, estos estudiantes completaron unos test que ayudaban a medir el nivel de narcisismo de estos participantes, además de otros que permitieron medir sus niveles de autoestima.

La idea detrás de esta investigación era comprobar si, efectivamente, el Yoga y la meditación ayudaba a liberarnos del ego o, por contrario, como algunas teorías de la psicología sugerían, el simple hecho de practicar una habilidad - en este caso la de una actividad física - nos llevaría a pensar más y mejor sobre nosotros mismos y tener un concepto superior de nosotros como personas.

Istock 1042985118

Lo que encontraron estos investigadores es que, efectivamente, estos participantes presentaban una mejor opinión sobre sí mismos después de practicar Yoga. Por ejemplo, una hora después de una sesión de Yoga mostraban una opinión y un nivel de narcisismo superior de sí mismos que cuando llevaban  horas sin practicar la actividad.

Lo que sí encontraron es que esta mejora en el "ego" también mejoraba la sensación de bienestar y satisfacción con su propia vida que sentían. Es decir, efectivamente, la práctica de Yoga y meditación puede ayudarnos  sentir un mayor bienestar y más felices, pero no porque nos aleje de nuestro ego y de egocentrismo, sino porque lo aumenta. En cualquier caso, los autores argumentan que esto puede deberse a la forma de practicar Yoga y meditación en occidente.

Debemos tener en cuenta que se trata de un único estudio y que la muestra no es demasiado grande, por lo que hará falta más investigación al respecto para poder confirmar los resultados y analizar si es algo que solo ocurre en Occidente o si es algo inherente a la práctica de estas actividades.

En Vitónica | Hatha Yoga: todo lo que tienes que saber sobre el tipo de Yoga más practicado

Imágenes |iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios