Compartir
Publicidad

Realizar un levantamiento seguro: material de apoyo y presencia de ayudantes (III)

Realizar un levantamiento seguro: material de apoyo y presencia de ayudantes (III)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con esta entrada finalizamos nuestra serie de artículos para realizar un levantamiento seguro y así evitar posibles lesiones mientras conseguimos una progresión constante en nuestros entrenamientos. En los anteriores os hablamos en primer lugar sobre calentamiento, enfriamiento y estiramientos y en segundo lugar tratamos la vestimenta y la realización de los ejercicios, hoy os traemos el uso de material de apoyo y la presencia de ayudantes..

En algunas ocasiones veo a muchas personas en el gimnasio utilizando agarraderas, envolturas o cinturones sin seguir ningún criterio, y esto en lugar de ayudarnos puede perjudicarnos, tanto en nuestro progreso como en la aparición de posibles lesiones. Debemos conocer bien para realizar un levantamiento seguro, el material de apoyo y la importancia de ayudantes en algunos casos determinados.

Uso de agarraderos, envolturas y cinturones

El material de apoyo para realizar nuestros levantamientos, como pueden ser los agarraderos, envolturas o los cinturones, suelen utilizarlo a menudo los culturistas o los deportistas que practican halterofilia y que a menudo realizan entrenamientos de alta intensidad.

  • Agarraderos: es cierto que los agarraderos pueden sernos muy útiles y ayudan generalmente a que mejoremos la presión sobre la barra que captaría parte del esfuerzo de forma directa, cosa que, sin ellos, sentiríamos en las manos y los antebrazos, por ejemplo cuando levantamos la barra al realizar peso muerto. Pero esto es un arma de doble filo, porque efectivamente puede provocar un desequilibrio de fuerza y salvo en entrenamientos muy pesados y específicos de fuerza, no recomiendo el uso de estos.
  • Envolturas: estas se colocan alrededor de las rodillas y se suelen utilizar cuando se realizan ejercicios de alta intensidad para el tren inferior, como las sentadillas. En este caso, a algunas personas les ayuda a realizar el movimiento con mayor tranquilidad, ayudando a no tener que realizar esfuerzos indebidos. Para colocarlas correctamente se deben aplicar directamente alrededor de la articulación que efectúa el levantamiento.
  • Cinturones de peso: los cinturones suelen utilizarse para levantamientos de alta intensidad y de potencia. Gracias a ellos, se aumenta el apoyo de la región lumbar y del tronco debido al aumento de la presión intraabdominal que se produce durante estos levantamientos. También ayuda a dar impulso al levantador y mantener la zona lumbar en posición adecuada.

Aspectos negativos del uso general de material de apoyo

Como comentaba de forma breve en el punto de los agarraderos, no siempre el uso de este tipo de material de apoyo o ayuda nos aporta beneficios, tienen también una parte negativa que deberemos tener en cuenta cuando realicemos nuestros entrenamientos.

Entre otras características, el aspecto negativo más significativo de estas piezas, es que el atleta o la persona que lo utilice en definitiva puede generar una dependencia de las mismas. Esto promovería el desentrenamiento de los músculos estabilizadores que también trabajan durante dichos levantamientos.

Por ejemplo, cuando realizamos una sentadilla, el hecho de mantener una posición ligeramente arqueada la espalda y firmes los músculos abdominales, es una parte importante de su correcta realización. Al usar el cinturón, este mismo es el que crea dicha presión estabilizadora que se supone que generamos contrayendo el abdomen. Con lo cual al usar el cinturón, dejamos de aplicar la fuerza necesaria con nuestros abdominales y con los músculos estabilizadores de la región lumbar, pudiendo estar relajados durante el levantamiento.

Esto contribuiría a la debilidad de la zona y por consiguiente, el uso del cinturón sería más negativo que beneficioso. Con lo cual, a menos que vayamos a entrenar fuerza de forma muy intensa, no es recomendable ayudarse del cinturón.

Sentadilla mujer con ayuda

Presencia de ayudantes

Es importante tener siempre un compañero en el gimnasio cuando nos disponemos a realizar entrenamientos de fuerza o hipertrofia que nos aporten cierta seguridad para evitar posibles accidentes en el gimnasio, pero debemos saber utilizarlos para poder progresar correctamente.

Si además, en lugar de entrenar en rangos de hipertrofia, nos disponemos a entrenar fuerza pura con alta intensidad (cargas bastante altas que pueden provocarnos el fallo muscular), todavía se hace más importante la presencia de una persona que pueda ayudarnos en el caso de llegar al fallo.

Pero no debemos olvidar que el motivo principal de que esté el ayudante cerca es para que si el levantamiento no lo podemos realizar de forma completa, en ese preciso momento se nos ayude a finalizarlo, y nunca antes. A veces por el simple hecho de saber que tenemos una persona detrás, nos ayuda psicológicamente a lograr el levantamiento completo del peso que teníamos planificado.

Además, el ayudante puede aportarnos la motivación necesaria que necesitamos para conseguir nuestro objetivo, sin llegar a ayudarnos de forma directa levantando la barra con sus manos. Y si el ayudante es bueno, se fijará en la forma que tenemos de realizar el ejercicio y podrá corregirnos si tenemos algún error.

Uno de los errores más comunes que observo en mi gimnasio es el de abusar de esta ayuda. Algunas personas cargan kilos en la barra que no son capaces de levantar de forma completa ni una sola repetición, solicitando la ayuda del compañero desde la primera repetición. Esto lógicamente no ayuda a nuestro progreso, ni es positivo para nuestra salud y la prevención de lesiones.

En Vitónica | ¿Te beneficia utilizar un cinturón al entrenar?

Bibliografía | Entrenamiento de la fuerza (Lee E. Brown / NSCA National Strength And conditioning Associtation) pg 154 - 157

Imagen | Wikimedia Commons, Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio