Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Sabemos lo que son las agujetas? (II)

¿Sabemos lo que son las agujetas? (II)
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad


En el post anterior de esta miniserie sobre si sabemos lo que son las agujetas os acercábamos un poquito más a lo que eran, como se denominaban y porqué o cuando se producían. Además os explicábamos que los deportistas expertos no están libre de tenerlas sino todo lo contrario.

Así que hemos dejado para este post unos aspectos también muy interesantes, empezando por un poco de historia de lo que antes se creía que las teóricamente producía las agujetas dos falsas (aunque la creencia popular aún cree en alguna de ellas) y una acertada, y también si es bueno o acertado entrenar con agujetas.

En el siguiente post vamos a tratar unas cuantas generalidades de las agujetas, asi como una serie de puntos que podemos tener en cuenta para recuperarse mejor de las mismas y un tratamiento para que podamos aliviar el dolor que producen. Y acabaremos con un post con una rutina de entrenamiento para que sepáis lo que son las agujetas.

Las teorías de las agujetas

  • Ácido láctico: si bien es una teoría obsoleta a día de aun oireis de vez en cuando hablar de ella como la teoría buena, pero esto es un grave error. Se suponía que el ácido láctico se acumulaba en el músculo por el exceso de intensidad y al final se quedaba cristalizado.

    Se ha demostrado que el ácido láctico sólo llega a cristalizar a temperaturas inferiores a -5 °C y creo que estaréis conmigo que a esa temperatura el cuerpo humano deja de generarlo, incluso deja de moverse por completo para toda la eternidad.

    Y además se han realizado estudios observando con biopsias el musculo y no se ha encontrado los famosos cristalitos del ácido láctico, ya que lo que sucede es que al formase la mayoría se degradan y unos pocos se usan incluso como energía.

  • Descargas eléctricas: en los años 60 apareció esta teoría sobre las agujetas que se basaban en afirmar que el dolor de las agujetas era debido a unas pequeñas descargas eléctricas producidas por la fatiga que sufría el músculo.

    Con la realización de cualquier actividad intensa se producen contracciones musculares que reducen el flujo sanguíneo dañando las células y estimulando las terminaciones nerviosas que recontraen la fibras de forma cíclica, produciendo más fatiga muscular. Esta teoría está obsoleta a día de hoy.

  • Microroturas musculares: es la teoría mas aceptada hoy en día la cual se basa en que el dolor proviene de las las microrroturas que se producen en las fibras musculares cuando se entrena intensamente, en concreto es la rotura de los sarcómeros musculares que produce une inflamación pequeña.

    Esto se produce por que la fibra muscular no está capacitada para aguantar la intensidad, la cantidad o la calidad del ejercicio que se está realizando con el tiempo y las repeticiones del mismo ejercicio se terminará adaptando completamente y no sufrirá más agujetas.

Es bueno entrenar con agujetas

Sin duda alguna entrenar con agujetas no es para nada perjudicial y si bien al principio pueden ser dolorosas son una buena forma de reducir ese dolor. Si bien, el día de máximo dolor no entrenes espera mejor cuando veas que empiezan a remitir con ejercicios más livianos de baja intensidad y no mucha duración

Es bueno entrenar con agujetas porque el ejercicio hace que aumente el riego sanguíneo en el grupo muscular que se ejercita y que en concreto es la zona dolorosa, así aportará más nutrientes y ayudará a eliminar los desechos del tejido muscular que sufrió las microroturas con el trabajo intenso.

Imagen | Wikimedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos