Publicidad

Stephens Want: la historia detrás de la imagen viral

Stephens Want: la historia detrás de la imagen viral
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Esta semana una imagen relacionada con el deporte se ha hecho viral: es la imagen que acompaña este texto, que muestra a un triatleta perfectamente equipado con sus gafas, su pulsómetro, sus prendas compresivas, su calzado específico... pero con un físico que no es el que esperamos de un triatleta. ¿Qué pensamos si nos quedamos solo en la foto?

Las reacciones a la imagen han sido variadas: desde las personas que pensaban que debería gastarse menos dinero en gadgets y equipación y dedicarse a entrenar hasta los que pedían respeto para este deportista que, a pesar de no tener un físico de élite, compite por lograr su sueño. ¿Cambiaría nuestra opinión si conocemos la historia detrás del atleta de la foto?

¿Quién es este "hombre de hierro"?

Su historia la hemos conocido a través del blog Iberobike, donde Ángel Ramos nos ha descubierto quién es la persona que lleva esa estupenda equipación. Su nombre es Stephens Want, más conocido en su entorno como Lunchbox: un atleta australiano que, tras perder más de 40 kilos gracias al deporte, ha conseguido terminar cuatro medios IronMan y un IronMan completo. Podéis conocerle un poco mejor en esta entrevista que le hicieron en First Off The Bike.

Stephens ha trabajado durante años con un entrenador personal, el cual le ha preparado para superar estas pruebas físicas; pruebas que, dicho sea de paso, muchos de nosotros que podemos estar "en forma" (o por lo menos con un peso más adecuado para practicar actividad física de forma segura) quizás no podríamos completar.

En su página de Facebook podéis ver los progresos que ha ido consiguiendo a lo largo del tiempo. Su última publicación es de julio de este año, donde realiza su inscripción en el Challenge Shepparton. Según la clasificación, no pudo terminarlo (sus tiempos marcan solo hasta la primera meta volante de la fase de carrera), pero sí completó la parte de natación y la de bici de este triatlón (podéis ver las imágenes de Stephens en carrera en este enlace).

No te quedes solo con la foto

Lunchbox

Habremos escuchado un millón de veces que no podemos juzgar un libro por sus tapas, y esta es una de las ocasiones en las que esta frase se vuelve más real que nunca. Muchos de los que se han quedado solamente con la foto de la portada habrán pensado "un gordo con muchos gadgets, mejor que se ponga a entrenar" (y esto es una frase textual de los comentarios que he oído al respecto), cuando en realidad Stephens seguramente lleva ya más tiempo entrenando que algunos de los que le han juzgado.

No te quedes solo con la foto sin conocer la historia que hay detrás: en este caso una historia de superación que puede enseñarnos mucho a todos. Stephens ha buscado la mejor forma de mejorar: ha invertido en su cuerpo y en su salud contratando un entrenador personal y utilizando los elementos que tenía a su alcance para hacerlo lo mejor posible (pulsómetros, prendas compresivas). Personalmente, para mí es una muestra más de su compromiso a la hora de alcanzar un objetivo.

Deporte por y para la salud

Al mismo tiempo surgía otro debate paralelo: ¿es adecuado que una persona con un evidente sobrepeso participe en una prueba dura como es un medio IronMan o un IronMan? Depende siempre del estado físico de la persona, de cómo entrene y de cómo se prepare para él.

Apuntaba la doctora Raquel Blasco, no se habla de la necesaria prueba de esfuerzo antes de enfrentarse a una prueba de este nivel, algo totalmente necesario y más en estas circunstancias. El deporte y la actividad física deben practicarse siempre dentro de la seguridad y con la certeza (aunque nunca podemos tenerla al 100%) de que nuestro organismo va a responder de forma positiva ante estos.

Imágenes | Lunchbox
En Vitónica | 30 Ironman en 30 días: el récord mundial de José Manuel López

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir