Compartir
Publicidad
Publicidad

Trabajar los abdominales, ¿antes o después de la rutina de entrenamiento?

Trabajar los abdominales, ¿antes o después de la rutina de entrenamiento?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando entrenamos los abdominales normalmente lo solemos hacer junto a otro grupo muscular en la misma sesión de entrenamiento, algo que a muchos de nosotros nos hace preguntarnos si es mejor trabajar los abdominales antes o después de haber entrenado el grupo muscular en concreto.

Con respecto a esto existen diferentes opiniones, ya que son muchos los que colocan los abdominales al final de sus rutinas, mientras que otros prefieren comenzar con este grupo a modo de calentamiento .Lo que sí es cierto es que los abdominales los debemos trabajar y no dejarlos en el olvido, pero es importante que sepamos cuando es el mejor momento para hacerlo, ya que es una parte importante del cuerpo que soporta más presión de lo que pensamos.

Los abdominales son un punto de fuerza del organismo. Normalmente cuando realizamos ejercicio, esta parte suele verse implicada en muchos movimientos, por lo que la pared abdominal se ve sometida a mucha tensión a lo largo de la jornada y más cuando entrenamos. Por este motivo los abdominales son unos músculos que tienen un poder de recuperación mayor que el resto, y son capaces de aguantar mucho más la tensión que se genera sobre ellos.

Partiendo de esta base, los abdominales se ven involucrados en muchos de los ejercicios que realizamos a menudo en el gimnasio, ya que a través de la pared abdominal estabilizamos el tronco y mantenemos de esta manera la postura para buena ejecución de los ejercicios. Esto es lo que hace que muchas personas consideren que los abdominales deben trabajarse después de haber entrenado el grupo muscular de esa jornada.

En cierta forma esto puede resultar coherente, ya que trabajar los abdominales antes hace que estos se fatiguen y no acudamos con toda su fuerza a entrenar. Pero por otro lado entrenarlos antes de trabajar el grupo muscular de ese día puede ayudarnos a ponerlos a punto para responder mejor, ya que activamos la circulación en la zona y ponemos a tono la pared abdominal de forma que los músculos puedan responder mejor. Es cierto que no debemos fatigarlos demasiado, por eso podemos entrenar los abdominales de forma suave antes de realizar el ejercicio y después incidir más con ejercicios más concentrados y localizados por zonas.

Es importante que trabajemos la pared abdominal y sepamos que es necesario mantenerla fuerte para poder hacer frente a nuestros entrenamientos, ya que en ella nos apoyamos a la hora de realizar infinidad de ejercicios. Por ello es importante que siempre la tengamos a punto para estabilizar mejor el tronco y realizar de este modo rutinas totalmente correctas evitando movimientos en falso que pueden desencadenar en lesiones.

Imagen | scottsnyde

En Vitonica | Reglas básicas del entrenamiento abdominal En Vitonica | Evoluciona con tus abdominales En Vitonica | 5 ejercicios de abdominales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos