Publicidad

Tres claves para hacer un puente de glúteos perfecto

Tres claves para hacer un puente de glúteos perfecto
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El puente de glúteos es uno de los ejercicios más habituales que podemos realizar para entrenar la zona de los glúteos, pero también el core e, incluso, las piernas. Aunque a primera vista se trata de un ejercicio sencillo, la realidad es que requiere de cierta técnica y es importante que la conozcamos y apliquemos para evitar lesiones. Estas son tres claves que nos ayudarán a hacer un puente de glúteos perfecto.

Mantener un buen apoyo en cabeza y espalda

En la realización del puente de glúteos elevamos, por supuesto, los glúteos, pero también la pelvis y la espalda baja. Sin embargo, si no controlamos bien la postura es posible que elevemos más de lo necesario. Por ello, es importante que recordemos mantener tanto la cabeza como los hombros y la espalda alta bien apoyadas en el suelo.

Istock 1209045882

Tener un buen control de la pelvis

Es importante que al subir y bajar la pelvis lo hagamos con un movimiento bien controlado, especialmente al descender. Para ello, mantendremos una buena y constante contracción de los glúteos e isquiotibiales.

Prestar atención a los brazos

Es recomendable que mantengamos los brazos bien estirados y relajados a los lados de nuestro cuerpo y las palmas apoyadas en el suelo. De esta manera es más sencillo que evitemos ayudarnos con los brazos. En cualquier caso, tendremos que prestarles atención para ver si los doblamos o elevamos buscando darnos impulso. 

En Vitónica | Las progresiones del Glute Bridge, de menor a mayor dificultad, para entrenar tus glúteos en casa con un mismo ejercicio

En Vitónica |Entrenamiento de glúteos: los cinco ejercicios que no pueden faltar en tu rutina

Imágenes | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios