Publicidad

Consejos para los usuarios de chanclas

Consejos para los usuarios de chanclas
12 comentarios

Publicidad


Las sandalias, chanclas o el típico calzado que muchos empleamos en verano para ir con el pie fresco a la playa, es ampliamente utilizado en ésta época del año, sin embargo, su uso puede generar algunos inconvenientes si es continuo y sobre todo, con algunos tipos particulares de calzado, por eso, a continuación brindamos algunos consejos para los usuarios de chanclas, para que puedan emplear las mismas y reducir sus efectos negativos sobre la salud.

Si eres usuario de chanclas, ten en cuenta los siguientes consejos para que su utilización no se vuelva perjudicial para la salud:

  • Evitar su uso a diario y continuo y sobre todo, al realizar actividades deportivas.
  • Escoger aquellas cuya suela no sean demasiado planas sino más bien, que permita una mayor amortiguación al caminar y además, que tengan algo de elevación en el talón.
  • Elegir aquellas cuya suela no sea muy delgada y posee antideslizante para evitar caídas y resbalos que pueden poner en riesgo el tobillo.
  • Procurar calzar chanclas cuyas tiras de sujección no sean muy rígidas, pues pueden causar ampollas o rozaduras.
  • Escoger versiones con tiras en el tobillo y talón, para que el pie no sólo deba sujetarse al calzado por los dedos y así, distribuir mejor el esfuerzo al caminar en todo el pie y reducir la inestabilidad que puede ser causa de lesiones.
  • Elegir de manera prioritarias aquellas sandalias que permitan el apoyo del puente plantar, de manera que el pie pueda apoyarse por completo al caminar y no se sobrecargue únicamente en la parte delantera.
  • Evitar el plástico y el algodón como materiales de las chanclas o sandalias.
  • Hidratar los talones y demás partes del pie tras utilizar chanclas durante un largo tiempo, pues al estar el pie expuesto al aire se seca fácilmente.


Estos consejos te permitirán calzar las chanclas y disfrutar de su uso en momentos adecuados, sin poner en riesgo la salud del pie o al menos, reduciendo el riesgo de sufrir las consecuencias de su uso.

Recuerda: las chanclas no son un calzado cómodo y confortable para el pie, por ello, no debes usarlas todo el día y cuando lo hagas o vayas en búsqueda de un par, recuerda los consejos antes dichos.

Imagen | IHQ

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir