Compartir
Publicidad
Cinco ideas para aprovechar mejor las sesiones de fisioterapia
Fisioterapia

Cinco ideas para aprovechar mejor las sesiones de fisioterapia

Publicidad
Publicidad

Actividad deportiva y lesiones (de mayor o menor relevancia) van muy relacionadas. Y lesiones haciendo ejercicio y fisioterapia también, puesto que la Fisioterapia puede ayudar a mejorar la recuperación.

Sin embargo, nuestros recursos (ya sea tiempo, dinero o ambos) son limitados, y es normal que queramos recuperarnos pronto y bien de una lesión que nos impide hacer ejercicio, o pero aún, que nos limita en nuestra vida cotidiana. Así que aquí os dejo unas ideas para sacar más partido a las sesiones de fisioterapia:

Cómo sacar más partido a las sesiones de fisioterapia

  1. Infórmate, pregunta tus dudas: Conocer sobre tu lesión, cómo se puede recuperar, cómo se puede prevenir, qué debes hacer, qué debes evitar... Es vital para ser parte activa de la recuperación, y que esta llegue antes y con más calidad. Si te explican tu lesión, o los ejercicios que debes hacer, pregunta tus dudas hasta que te quede del todo claro.
  2. No hay recetas rígidas: Esto ya lo hemos comentado hablando de lo que sucede en las sesiones de fisioterapia. No acudas pidiendo tal o cual tratamiento porque lo has visto en la tele, o masaje porque es más relajado, o ejercicio porque es lo que te apetece... Escucha a los profesionales sanitarios, las propuestas de tratamiento, lo que hay que hacer para conseguir los objetivos, y trabaja (junto con tu fisioterapeuta) para conseguirlo.
  3. El tratamiento sigue en casa: Lo más normal es que los profesionales sanitarios te den consejos, pautas, ejercicios, actividades... Para que sigas haciendo en casa. Y la explicación no debería ser en los dos últimos minutos de la sesión, pues el tratamiento en casa es lo que ayuda al éxito de las sesiones. Completando el tratamiento en sala con la continuidad de las pautas que hace el paciente en casa se consiguen mejores resultados en menos sesiones (presenciales) de fisioterapia, ya que el paciente practica por sí mismo lo que el fisio le ha enseñado.
  4. Sigue las instrucciones: Es importante llegar a un pacto entre el paciente y el fisioterapeuta, para trabajar para alcanzar un objetivo común. Hay quien prefiere el tratamiento pasivo y no sigue las indicaciones de ejercicio para hacer en casa. Otros piensan que más es mejor, y que haciendo más ejercicio del que indica el fisio la recuperación será mejor. Hay que hablar y entenderse. Si crees que puedes hacer más ejercicio, pregunta a tu fisio si se puede aumentar la intensidad del tratamiento. Si no vas a hacer los ejercicios, coméntale también, pues de poco sirve el tratamiento en sala si falta la parte que debes hacer en casa.
  5. Acude con tiempo, y aseado: Tu fisioterapeuta va a trabajar mejor si llegas con tiempo a la sesión (para cambiarte de ropa, afrontar la sesión con calma) y no estás todo el tiempo mirando el reloj porque tienes prisa para marcharte. Está feo que lo diga, pero hay personas que necesitan que se le recuerde: tu fisio también va a trabajar mejor si vas aseado a las sesiones, es algo evidente, pero ahí queda dicho...

Cuando alguien acude a fisioterapia, sin duda está pensando en recuperarse, en mejorar, en librarse de un dolor o una limitación... Estos consejos son sencillos, pero creo que son importantes, pues se pueden llevar a cabo fácilmente y pueden resultar útiles en mejorar la forma de afrontar el tratamiento, lo cual puede influir positivamente en los resultados.

Alianza entre paciente y profesional

Todos los puntos son importantes (y habrá más que me he dejado en el tintero), pero creo que ir sin prisas y con actitud de aprender y de seguir correctamente el tratamiento en casa, es lo más útil para ayudar a una recuperación que llegue antes, y con más calidad.

Lógicamente, a estas circunstancias, hay que añadir otras, como son las del propio terapeuta: por muy bien que vaya el paciente interesado en el tratamiento, si el fisioterapeuta no pone de su parte, la recuperación va a ser más dificultosa. Aprovecho para recordar cuatro cosas que podemos esperar de un buen fisioterapeuta.

¿Habéis tenido que acudir a fisioterapia? ¿Qué consejos dais para aprovechar mejor las sesiones?

Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos