Compartir
Publicidad

Técnica EPI en Fisioterapia para recuperarse de las lesiones

Técnica EPI en Fisioterapia para recuperarse de las lesiones
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

EPI® son las siglas de Electrólisis Percutánea Intratisular. Es una de esas técnicas con nombre propio y que se escribe con el simbolito "®", pues es una marca registrada. Es un sistema bastante novedoso que está funcionando muy bien para tratar algunas lesiones, como las que se producen en el deporte.

La EPI es una técnica de la denominada Fisioterapia invasiva. Es útil en lesiones típicas de la actividad deportiva, como son lesiones musculares y tendinosas. La principal ventaja es que hay procesos en los que acorta bastante los tiempos de recuperación.

Técnica EPI y fisioterapia invasiva.

Ya hemos hablado en Vitónica de fisioterapia invasiva. Por ejemplo, de punción seca, la técnica que emplea agujas como las de acupuntura para pinchar en la zona donde existan puntos gatillo miofasciales que estén generando problemas.

La técnica EPI nace en España. Es , como digo, una técnica invasiva. En ella se emplean también agujas pero, además, se añade una corriente galvánica.

La combinación del efecto de la punción de la aguja en la zona lesionada más la descarga eléctrica provoca un estímulo bastante agresivo en la zona afectada. De esta manera se favorece que las estructuras dañadas reciban más aporte por parte del organismo para su correcta reparación y recuperación.

Los pacientes que la han recibido la describen como dolorosa. Claro, también depende de la sensibilidad de cada uno, pero es verdad que tanto las agujas como la corriente (que se aplica mediante la máquina de EPI a través de las agujas) provocan estímulos desagradables en una zona que ya de por sí está dañada y especialmente sensible.

tendon-aquiles.jpg

Resultados e indicaciones de la EPI.

No obstante, sus buenos resultados en lesiones tendinosas (tendón de aquiles, bíceps, dolor en el epicóndilo o codo de tenista, fascitis plantar...) y en otros problemas muy asociados a la práctica de ejercicio hacen que sea una técnica a tener en cuenta.

Todo hay que decirlo: no es la primera opción. En el tratamiento siempre hay que ir de menos a más, de conservador a más invasivo, y de técnicas menos molestas a las más dañinas, progresando poco a poco, tratando de buscar la mejor solución para cada caso sin ir directamente y sin pensar a por la técnica invasiva.

Hay lesiones en las que el tratamiento mediante EPI, combinado, eso sí, con otras técnicas de fisioterapia, tratamiento médico y hábitos de vida y actividad saludables, consiguen buenos resultados en un número no muy grande de sesiones.

En otros casos, técnicas manuales, o bien otras técnicas de fisioterapia diferentes a la EPI pueden ser la mejor opción de tratamiento. No obstante, al oírse mucho de esta técnica, es bueno conocer que existe y saber más o menos en qué consiste, pero sin cegarse ni olvidar que hay muchísimas más técnicas muy buenas para tratar las lesiones deportivas.

¿Conocías la técnica EPI? ¿La habéis realizado si sois fisioterapeutas o recibido como pacientes?

En Vitónica | Fisioterapia

Más información | MVClinic

Imágenes | Thinkstock 1 2

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio