Publicidad

Algunas burradas muy habituales en la sala de entrenamiento

Algunas burradas muy habituales en la sala de entrenamiento
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

En Vitonica estamos constantemente haciendo hincapié en la importancia que tiene una correcta ejecución de los ejercicios. Habitualmente esta ejecución adecuada no se lleva a acabo porque utilizamos una carga inadecuada que nos impide hacer bien todo el movimiento. En este momento es cuando se producen las burradas que seguro hemos visto más de una vez en el gimnasio y que queremos destacar en este post.

A continuación vamos a hacer un breve repaso por las más habituales que solemos presenciar. Ante todo es necesario que sepamos que este tipo de acciones prolongadas en el tiempo lo único que puede hacer es que acabemos por adquirir un vicio postural que acabará traduciendo se en lesiones o en incluso desviaciones óseas o dolores musculares crónicos. Por ello es importarte detectar estas anomalías y corregirlas.

Movimientos pendulares

Una de la barbaridades más comunes que realizamos a la hora de entrenar es tambalear todo el cuento para impulsarnos ya que no podemos con la carga. Esto lo solemos hacer al entrenar bíceps, tríceps, hombros... En la mayoría de las veces es debido a que la carga que estamos utilizando es demasiada. Esto se solucionaría simplemente bajándola, ya que sí la mantenemos sobrecargaremos la espalda en su totalidad y podemos hacernos daño ene sea parte.

Usar demasiada carga

Otra burrada que cometemos al entrenar derivada del exceso de carga sucede cuando realizamos press de banca pectoral, y es que casi siempre un lado del cuerpo tiene más fuerza que el otro. Lo que hace esto es que tendamos a elevar la espalda en el lado que tiene menos fuerza. Esto es lo que se llama meter hombro, algo que a priori parece inofensivo, pero que no lo es, ya que hará que carguemos el peso en esta parte, trasladando la tensión y haciendo que no sea el pectoral el que la aguante. Con ello seguramente conseguiremos un desequilibrio entre ambas partes del cuerpo.

Burradas al hacer abdominales

A la hora de hacer abdominales muchas son las burradas que se cometen, y es que aquí casi siempre tiene mucho más que ver la incorrecta ejecución. Ante todo hay que tener en cuenta que doblar el cuello hacia el pecho o arquear demasiado la espalda, lo mismo que hacer recorridos demasiado largos son los principales inconvenientes pues lo que hacemos con ello es desviar tensión a otra zona que se verá sobrecargada y que normalmente suele ser la parte lumbar, cervical o el psoas.

Malas posturas

También con una mala postura tienen mucho que ver las burradas que cometemos al entrenar las piernas. La sentadilla, o la prensa de piernas son algunos de los ejemplos, y es que Las rodillas suelen ser las más afectadas en estos casos, pues las colocamos demasiado adelantadas, más que las puntas de los pies, y de este modo cargamos toda a tensión en ellas. Para evitarlo bastara simplemente con echar más atrás el culo y mantener la espalda recta, haciendo que evitemos también que esta se sobrecargue. En el caso de la prensa bastará simplemente con colocar los pies más adelantados y no estirar del todo las piernas al finalizar el recorrido ya que estaremos haciendo daño a las rodillas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir