Compartir
Publicidad

Saber controlar nuestro cuerpo para evitar lesionarnos

Saber controlar nuestro cuerpo para evitar lesionarnos
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las lesiones son algo que está a la orden del día y que debemos evitar a toda costa. Muchas veces se producen por factores externos a nosotros que no podemos controlar del todo, pero en la mayoría de las ocasiones son el resultado de un mal conocimiento de nuestro cuerpo y de todas sus características. Por este motivo es importante controlar en todo momento las diferentes variables que pueden derivar en una lesión para así evitarla.

Cada uno de nosotros tiene unas determinadas características corporales que se traducen en la manera que tenemos de entrenar. Esto es lo que suele hacer que en muchos casos nos lesionemos, ya que tendemos a generalizar los entrenamientos con el riesgo que esto conlleva para cada persona, pues ninguno somos iguales, por lo que necesitamos que los entrenamientos vayan acorde con nuestra morfología.

A la hora de entrenar existen muchas variables que debemos tener en cuenta, y es que la manera de agarrar los aparatos, la forma de correr, la intensidad de la pisada, la inclinación de la columna... pueden determinar el tipo de rutina que vamos a utilizar ya que debemos respetar estas variables por encima de todo pues son las que nos ayudarán a tener un perfecto desarrollo de la actividad. Ante todo es esencial tener un perfecto control sobre el aparato locomotor, ya que la carrera es un momento en el que las articulaciones sufren demasiada tensión.

Pero no solamente el aparato locomotor está en peligro de lesionarse, sino que también debemos conocer a la perfección las características de nuestras articulaciones, ya que hay movimientos que no nos son fáciles de realizar y que nos resultan incómodos. Es por ello que debemos prestar atención a esto cada vez que entrenemos para saber si respetamos la postura del cuerpo y no arqueamos demasiado la espalda o nos apoyamos en otras partes que no deberían entrar en ese ejercicio. Si esto sucede así es importante que cambiemos la rutina y elijamos ejercicios más adecuados a nuestras necesidades.

En el caso de la carrera es fundamental que prestemos especial atención a la calidad de los músculos. Es importante que tengamos fuerza en la musculatura de las piernas, ya que de lo contrario tenemos mayor riesgo de sufrir una lesión. Junto a esto es necesario que reparemos en la correcta alineación de las rodillas con las caderas y los tobillos para evitar movimientos forzados que pueden hacer que las articulaciones sufran, para lograrlo es importante que controlemos en todo momento el tipo de pisada que tenemos y lo intentemos corregir con el calzado adecuado o adoptando posturas acordes con esta característica.

Es importante que no pasemos por alto estas consideraciones, ya que en la mayoría de los casos las lesiones se producen por hacer oídos sordos a estas pequeñas molestias que no son dolorosas, pero que poco a poco acaban por causar un efecto negativo en nuestro cuerpo. Nunca hay que forzar a la hora de entrenar. Ante todo debemos seguir el movimiento natural de nuestro cuerpo y saber cuáles son nuestras limitaciones.

Vía | Runners Imagen | EdwinP

En Viotnica | Evitar las lesiones del manguito rotador del hombro En Vitonica | Dolores reflejo, el efecto de querer evitar una lesión En Vitonica | Tres consejos para evitar lesiones en el corredor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos