Compartir
Publicidad
Publicidad

Abdominales; ¿en suelo o en máquina?

Abdominales; ¿en suelo o en máquina?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como siempre los abdominales son un tema de polémica, y es que realmente son muchas las dudas que surgen entorno a este grupo muscular. Normalmente no nos solemos poner de acuerdo en este tema, y es que hay muchas formas de ver el entrenamiento abdominal.

Uno de los puntos de discusión es el medio donde se deben desarrollar los abdominales, y es que son muchos los defensores de los ejercicios en suelo, y otros tantos los que están a favor de llevarlos a cabo en las diferentes máquinas diseñadas para tal fin. A pesar de haber discrepancias al respecto, vamos a ver las diferencias de realizar el entrenamiento abdominal en uno u otro medio.

Antes de nada tenemos que saber que los abdominales tienen que ejecutarse teniendo en cuenta que es fundamental concentrar adecuadamente todo el empuje en la zona a trabajar. Además de e esto tenemos que saber que los abdominales es un grupo muscular en sí mismo, y como tal debe entrenarse. A pesar de esto hay que diferenciar su entrenamiento en las diferentes partes que tiene, que son la inferior, media y superior.

Partiendo de esta base sabemos que cada ejercicio va a ir encaminado a trabajar una parte concreta de los abdominales. Por este motivo si no conocemos bien para qué sirve cada ejercicio es mejor realizar los entrenamientos en máquinas, ya que cada una de ellas está pensada para incidir sobre una determinada zona abdominal. Las máquinas dirigen el entrenamiento y lo limitan a un sólo movimiento y un desarrollo concreto.

Los ejercicios en suelo por el contrario nos dan más libertad a la hora de ejecutar los abdominales, y es que podemos variar la intensidad y el recorrido dependiendo de la respuesta de nuestro cuerpo. Además, en estos ejercicios la concentración en la zona que nos interesa es mayor, pues el recorrido es menor, y lo podemos variar para obtener mayores resultados, lo mismo que la postura, que podemos adoptar varias para incidir en una zona u otra con el mismo ejercicio.

En las máquinas todo el recorrido viene prefijado y por lo tanto no nos da opción a salirnos de la rutina establecida. Aunque sí que podemos incluir cargas para hacer más intenso el ejercicio. Pero cuidado con esto, ya que el aumento del perímetro de la cintura es mayor que si realizamos los abdominales sin peso extra, pues los músculos se desarrollan más al tener que vencer más resistencia.

Por lo general las rutinas en suelo son menos agresivas con la espalda y las cervicales, ya que la mayoría de los ejercicios los realizamos de espaldas al suelo con la espalda totalmente recta, mientras que en las máquinas en ocasiones adoptamos posturas inadecuadas que a la larga acabarán dañando nuestra columna vertebral. Además, los ejercicios en suelo nos permiten una mayor versatilidad y adaptación de cada individuo a sus características corporales.

Las rutinas en suelo permiten que realicemos los ejercicios de forma más dinámica y seguidos en el tiempo, ya que al no tener que movernos casi nada de postura podemos realizarlos con mayor rapidez. En las máquinas es diferente, pues hay que variar de aparato para trabajar una zona u otra del abdomen, lo que implica una pérdida de tiempo.

Ambas son dos formas que se usan habitualmente en los gimnasios, pero para decantarnos por una u otra es importante saber qué es lo que queremos conseguir con el entrenamiento abdominal. Una vez lo tengamos claro, es importante adaptar esa necesidad a las diferentes maneras de entrenar que tenemos a nuestra disposición.

Imagen | Flickr/ autor jasoncscs

En Vitonica | Reglas básicas del entrenamiento abdominal En Vitonica | Evoluciona con tus abdominales En Vitonica | Verdades del entrenamiento abdominal En Vitonica | Abdominales fuertes para beneficiar la salud

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos