Compartir
Publicidad

¿Abdominales inferiores y superiores? Mentira, pero no del todo

¿Abdominales inferiores y superiores? Mentira, pero no del todo
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

Antiguamente (bueno, no hace tantos años) se distinguían los abdominales entre inferiores y superiores (según su posición, obviamente) y se distinguía el recto abdominal por cada porción de la famosa "chocolatina" tal y como se conoce popularmente.

Aúnque está más que claro que con el paso de los años y el mayor conocimiento ya se distingue entre los dos oblicuos, el trasverso abdominal y el recto abdominal (como un músculo sólo, sin inferiores ni superiores, sin seis u ocho músculos, étc.) así como los sistemas de entrenamiento de los mismos, como los ejercicios hipopresivos y sus respectivos ejercicios, la utilidad de la isometría, étc... hoy vamos a ver el por qué la anterior creencia popular de la separación del recto abdominal y como no dejan de tener cierta razón en algunos sentidos. Veamos:

La separación del recto abdominal en pequeñas formas rectangulares viene de los hilos tendinosos que sujetan el propio músculo. Atención: Por factores genéticos, el grosor de estos hilos puede hacer que se te marquen más o menos los abdominales. Es posible tenerlos muy definidos pero sin esas marcas que tanto nos gustan.

Por otro lado, vayamos al dichoso tema de inferiores y superiores. ¿Hay algo de cierto en ello? Pues sí, básicamente dos cosas:

El hecho de no conseguir estimular y congestionar lo que conocíamos como "abdominales inferiores" viene de la cantidad de fibras musculares y la forma del músculo. El recto abdominal es mucho más estrecho en su parte superior que en la inferior, de manera que la primera acumula con mayor facilidad mucha más tensión (es el mismo motivo que las agujetas en el pecho: se suelen tener en la zona más cercana al hombre al tener muchas menos fibras musculares).

Sí es cierto que, a nivel nervioso, el recto abdominal se puede separar en las dos partes comentadas, ya que en la zona superior contacta con nervios del tronco y en la inferior con los de la cintura e incluso cresta ilíaca (de ahí la sensación de sobrecarga en una parte u otra).

Vía | Body Fitness Agosto 2.007. Edición impresa Vía | Abdominales Vía | Tonificación avanzada FEDA. Edición impresa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos