Compartir
Publicidad
Publicidad

Abdominales intercostales con polea

Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando trabajamos los abdominales debemos incidir en todas las partes de esta zona de nuestro cuerpo, ya que se trata de una parte muscular que tiene que estar trabajada en su totalidad para lucir una buena musculatura.

Normalmente en las rutinas de entrenamiento abdominal solemos centrarnos en la parte superior y la inferior de la pared abdominal. En raras ocasiones entrenamos los abdominales intercostales, una parte de la pared abdominal que no debemos pasar por alto y que veremos como se puede mantener en plena forma con un sencillo entrenamiento en polea.

Muchas personas rechazan el entrenamiento de los intercostales, ya que si se desarrollan demasiado la cintura se ensanchará. Normalmente en la mayoría de rutinas abdominales los intercostales se ven involucrados, pero no se les trabaja directamente. Muchas gente piensa que por esto no es necesario trabajar esta parte de la pared abdominal, cuando la realidad no es esa, ya que unos intercostales bien entrenados mejorarán la apariencia general de la cintura a la vez que dotará de más fuerza a esta parte del cuerpo.

Para que sepamos como trabajar adecuadamente esta parte y hacerlo de forma sencilla vamos a optar por un ejercicio en polea. La polea nos permite levantar un peso indirectamente, ya que nos valemos de ella para vencer la resistencia del peso, con lo que la incidencia será mayor.

Para llevarlo a cabo nos colocaremos de espaldas a la columna de las poleas, y con un agarre sencillo en la parte superior de la polea agarramos con la mano derecha la polea y con el brazo doblado y manteniéndolo inmóvil a lo largo de todo el ejercicio, ya que solo es un punto de apoyo. En esta posición contraeremos la parte de los intercostales de forma que realicemos un movimiento como si fuésemos a tocar con el codo que sujeta la polea la cadera derecha. Debemos notar la fuerza del ejercicio en la parte lateral.

El movimiento no debe ser demasiado exagerado, ya que la importancia reside en la concentración de la fuerza en la zona trabajada. Realizaremos 4 series de 15 a 20 repeticiones con cada mano, ya que debemos mantener un perfecto equilibrio a la hora de trabajar todas las partes de nuestro cuerpo.

A partir de ahora no debemos descuidar el trabajo abdominal completo para mantener un perfecto equilibrio en todas las partes de este grupo muscular, ya que es lo principal para lucir unos abdominales perfectos es tonificar tosas las zonas y conseguir un perfecto equilibrio entre todas ellas.

Video | Youtube. entrenadoronline

En Vitonica | Abdominales de acero con Pilates En Vitonica | Abdominales hipopresivos... la solución? En Vitonica | Reglas básicas del entrenamiento abdominal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos