Compartir
Publicidad

Algunos puntos a tener en cuenta sobre las proteínas whey

Algunos puntos a tener en cuenta sobre las proteínas whey
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la dieta de cualquier persona el aporte de proteínas es esencial para mantener unos músculos en perfecto estado, pero cuando realizamos ejercicio esta ingesta de proteínas debe ser mayor y por ello es necesario controlar las cantidades. Pero hay veces que con la alimentación no es suficiente y por ello echamos mano de complementos proteicos. En este post nos vamos a detener en uno de los más usados, la proteínas proveniente del suero de leche o Whey.

Ante todo debemos tener en cuenta que la leche es un alimento rico en proteína, pero a la hora de ingerirla el cuerpo la divide en dos, por un lado tenemos la proteína sólida, que es el resultado del proceso de fermentación, que es la que se conoce como caseína, y por otro lado la proteína líquida que es el suero o proteína de suero. Nosotros nos vamos a detener en estas dos y sus efectos.

La caseína

En primer lugar la caseína es un tipo de proteína de gran valor nutricional, pero que tarda mucho más en asimilarse por parte del organismo. Por este motivo este tipo de proteína no es tan usada como el suero, ya que su aprovechamiento no es inmediato. La caseína se suele usar sobre todo como proteína de asimilación lenta por la noche para evitar el catabolismo muscular y conseguir que las fibras estén siempre bien alimentadas.

Proteína de suero

En cambio el suero es el tipo de proteína proveniente de la leche más usado. En la mayoría de los casos se le conoce como proteína whey y es una de las más completas a la hora de dotar a los músculos del alimento necesario tras el entrenamiento. Hay que tener en cuenta que contiene una serie de proteínas de fácil asimilación como son la b-lactoglobulina, a-lactoalbumina y seroalbúmina. Todas ellas nos ayudarán a reponer las fibras tras los entrenamientos.

13956318983 972482496b Z

A esto hay que sumar la rapidez con la que el cuerpo asimila las proteínas provenientes de suero. Esto es lo que hace que sean tan utilizadas por deportistas como complemento, ya que dotan al organismo de lo que necesita de manera rápida y eficaz, pues son fácilmente asimiladas por nuestro cuerpo.

Tipos de proteínas de suero

En el mercado podemos encontrar varios tipos de proteína proveniente del suero. Destacaremos las aisladas, que es la variedad más pura, ya que se elimina la lactosa y la grasa, consiguiendo un concentrado de proteína del 90%. Por otro lado tenemos las hidrolizadas, que son proteínas pre-digeridas, para lo que se han roto algunos enlaces entre las proteínas para que el organismo las asimile todavía más rápido y sean más efectivas. Por último tendríamos las concentradas, que siguen conservando la lactosa y se elimina parte de la grasa. Es la manera más barata de consumir este tipo de proteínas y su concentración proteica es menor que las dos anteriores.

Para saber cuándo las debemos consumir comenzaremos con las aisladas que son aptas para las personas que no quieran un aporte de grasa y que sean intolerantes a la lactosa. En cuanto a las de concentrado es más recomendable para las que quieran ganar peso y tengan dificultades para conseguirlo, ya que la ganancia muscular no es tan limpia como con el resto. En cuanto a las hidrolizadas son recomendables para quienes buscan una buena ganancia muscular después de entrenar, ya que serán las más rápidas y eficaces, eso sí, también las más caras.

Imagen | Amanda Richards Imagen 2 | Mike Mozart

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio