Compartir
Publicidad

Aminoácidos o proteínas, una difícil decisión

Aminoácidos o proteínas, una difícil decisión
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La suplementación deportiva es una ayuda que la mayoría de los que practicamos ejercicio suele utilizar para conseguir mejores resultados o para poder realizar las rutinas de entrenamiento de una manera más fructífera. Con respecto a los complementos, existe una gran duda entre los más utilizados, los batidos de proteínas y los aminoácidos. Ambos tienen una finalidad similar, pero a pesar de entenderse como lo mismo no lo son, pues en el organismo reaccionan de manera diferente.

Para hacerlo más fácil a todos, en Vitónica queremos detenernos en la función que cada uno de estos complementos tiene en el organismo, ya que varían mucho la finalidad de uno y la del otro cuando entra en el organismo y llega el proceso de asimilación. Al final el objetivo último es conseguir un mayor crecimiento muscular con ambas sustancias, pero la manera de actuar no es nada similar aunque la base de ambos complementos es la misma, los aminoácidos.

Aminoácidos o proteínas, algunos matices de cada uno que los hacen diferentes

Ante todo debemos partir de la base de que las proteínas que ingerimos están el cuerpo las digiere y transforma en aminoácidos que luego utiliza a su antojo en función de las necesidades del mismo, es decir, vuelve a formar proteínas según la demanda del organismo. En el caso de los aminoácidos, el organismo los asimilará y convertirá en proteínas en función de los requerimientos. A simple vista parece que los aminoácidos son más efectivos, pero hay que tener un punto en cuenta, la digestión, que es donde se produce todo y donde debemos tener en cuenta los pasos que siguen estos nutrientes.

Digestión de las proteínas

En primer lugar nos vamos a detener en los complementos de proteínas. Una vez que los ingerimos en el estómago comienza el proceso de digestión que variará mucho en tiempo en función de lo que hayamos ingerido, ya que no es lo mismo si las consumimos con hidratos de carbono, con fibra, dependiendo de la procedencia de las proteínas… En el estómago se descomponen las proteínas en diferentes tipos de aminoácidos, es decir, se descomponen en grupos de 1,2,3 y 4 aminoácidos que se asimilarán en el intestino.

Los aminoácidos simples, más difíciles de asimilar

Aunque no lo creamos las cadenas de aminoácidos de 3 y 4 son más fáciles de asimilar y pasan a la sangre inmediatamente, pudiendo el organismo usarlas. Mientras que las de 1 y 2 tardan más tiempo en asimilarse. Por esto cuando consumimos aminoácidos simples tenemos el problema de la asimilación, que es más lenta y el organismo tarda más tiempo en poder usarlos, ya que normalmente están compuestos por 1 o 2 aminoácidos. Aunque es cierto que en el mercado podemos encontrar aminoácidos ramificados que contienen cadenas de 3 y 4 aminoácidos que nos facilitarán mucho la asimilación y utilización de los mismos.

Cómo consumir cada uno de ellos

Por esto es mucho más recomendable consumir los aminoácidos simples al irnos a dormir o al levantarnos, ya que de este modo daremos tiempo a que nuestro organismo los asimile de manera correcta y podamos utilizarlos para fortalecer las fibras musculares a la hora de hacer ejercicio. En cambio, las proteínas es mejor consumirlas después de hacer ejercicio. Aunque es muy bueno mezclar ambas en época de crecimiento muscular.

Imagen | WikimediaComonds
Video | Youtube/Masmusculo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio