Compartir
Publicidad

Cómo progresar hacia un perfecto puente abdominal

1 Comentarios
Publicidad

Sabemos que el clásico abdominal isométrico llamado puente abdominal o estabilización horizontal, no es un ejercicio fácil de lograr, sino que demanda un intenso trabajo a nuestro abdomen, por eso, hoy te contamos cómo llegar a él, es decir, cómo progresar hacia un perfecto puente abdominal.

Para comenzar con este tipo de ejercicios, podemos realizar un puente abdominal apoyando nuestras manos en lugar de nuestros antebrazos en el suelo y en lugar de posicionarnos sobre la punta de los pies, apoyarnos con nuestras rodillas en el suelo.

De esta forma, la estabilidad será mayor y el peso a sostener por el cuerpo mediante la contracción del abdomen inferior.

Para continuar avanzando, podemos apoyar los antebrazos, y así incrementar la carga que debemos soportar mientras mantenemos la posición de puente con rodillas apoyadas, pues reducimos la inclinación del cuerpo.

Un paso más allá hacia un perfecto puente abdominal es apoyar los pies, despegando las rodillas del suelo pero apoyando las palmas de las manos y no los antebrazos en el suelo, de esta forma, la inclinación del cuerpo favorece un esfuerzo menor.

Finalmente, apoyamos antebrazos en el suelo y pies en el otro extremo para lograr un perfecto puente abdominal o tabla desde talones a cabeza, ya que todo el cuerpo queda alineado a una misma altura.

Con estos pasos, poco a poco puedes progresar hacia un perfecto puente abdominal que después, te permitirá variar tus isométricos y nunca detenerte hasta lograr un abdomen fuerte.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio