Compartir
Publicidad

El riesgo de realizar la bicicleta en el aire para entrenar los abdominales

2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la hora de entrenar los abdominales existen algunos ejercicios tradicionales que muchos de nosotros repetimos año tras año sin saber si realmente son adecuados o no para nuestro fin. Uno de ellos es la bicicleta en el aire mientras elevamos la pelvis. Este ejercicio es un clásico que debemos analizar lentamente, ya que puede ser más perjudicial que beneficioso.

Desde hace mucho tiempo este ejercicio se ha utilizado para entrenar la parte baja del abdomen, ya que se supone se concentra todo el empuje en esta zona. El ejercicio consiste en elevar la pelvis mientras estamos tumbados boca arriba sobre una colchoneta. Manteniendo esta postura realizamos con las piernas un movimiento giratorio como si se tratase de dar pedaladas en una bicicleta imaginaria. Se supone que este acto afecta directamente al abdomen, cuando realmente son otras las partes involucradas.

Como hemos comentado en infinidad de ocasiones los ejercicios abdominales deben ser lo más sencillos posible y solamente tienen que tocar una parte concreta del abdomen. En ningún caso los ejercicios en los que interfieran más de una zona o hagan trabajar a varias partes serán adecuados, ya que solemos caer en el error de sobrecargar algunas partes desviando de esta manera la tensión a esta zona en detrimento de los abdominales.

En el caso de este ejercicio son varias las partes que se ven implicadas. Para comenzar, la postura que debemos mantener no es la más adecuada, ya que todo el peso lo cargamos sobre la parte superior de la espalda. Las cervicales adquieren una forma que no las beneficia en absoluto, ya que despegamos del cuelo casi toda la espalda y este es uno de los pocos puntos de apoyo junto con los brazos. Esto es lo que hace que podamos sobrecargar esta zona y dañarla.

Pero no solamente las cervicales se verán afectadas, sino que la parte lumbar también es una de las zonas que aguanta gran parte de la tensión, ya que mantener la postura elevada y mover las piernas en círculos repercutirá sobre esta parte del cuerpo cargando la gran mayoría de la tensión en esta zona, además del ligero arqueamiento que se produce a lo largo de todo el ejercicio que puede derivar en una lesión, pues esta zona aguantará el empuje de las piernas mientras las movemos.

Si sopesamos el beneficio que este ejercicio nos aporta frente a los riesgos que corremos no debemos ni intentar llevarlo a cabo, ya que la incidencia que tenemos sobre los abdominales no es tan grande, pues parte de la tensión se desvía al resto de partes implicadas. Por ello es aconsejable desterrarlo de nuestras rutinas deportivas frente a ejercicios más sencillos en los que se pueda concentrar mucho más en la parte trabajada.

Video | Youtube/ SaudenaRotina

En Vitonica | Abdominales de riesgo. Evitarlos en la medida de lo posible En Vitonica | Reglas básicas del entrenamiento abdominal En Vitonica | Algunos apuntes acerca del entrenamiento abdominal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos